EL RUMOR ESTA INSTALADO. Que Mercedes quiere a Pechito López, para llevárselo al DTM. Lo concreto es que la casa de Sttutgart realmente necesita un piloto como el cordobés.

A diferencia de lo que sucede en la F-1, Mercedes no tuvo una gran temporada en el DTM. Quedó tercera en el campeonato de marcas, detrás de Audi y BMW, las otros dos fábricas participantes de la temporada, y muy atrás: 411 para Audi, 380 para BMW (el título se definió recién este último fin de semana, en la carrera final en Hocknehiem), Mercedes apenas 219 puntos. Eso, pese a ganar más carreras en el año (3 contra 2) que la marca campeona.

Los Mercedes arrancaron tan mal el añocuatro décimas de segundo más lentos por kilómetros que los Audi y los BMW– que antes de la segunda carrera voló Gerhard Ungar, la cabeza de HWA, la casa especialista que prepara los autos de la marca y que gestiona el equipo oficial. Desde Stuttgart se habían comprometido a presentar ocho autos en la temporada, como es de rigor (para que haya 24 autos en cada competencia), pero jamás pudieron presentar más que siete (cinco de ellos, de HWA).

Esos siete autos ocuparon puestos entre los diez más lentos de la primera clasificación del año, en Hockenheim, y allí partió Ungar luego de 26 años de servicio a la marca. En la segunda carrera del año, en Oschersleben, el mejor Mercedes hacía el décimo mejor tiempo de clasificación… Christian Vietoris ganaría luego gracias a la lluvia. En dos de las tres primeras carreras del año, Hockenheim y Hungaroring, los Mercedes sumaron cero puntos para el campeonato. El desastre total.

A tal punto fue desastre que, por primera vez en 30 años, el DTM modificó sus reglas técnicas a mitad de temporada para permitirles un avance a los Mercedes, el desarrollo de piezas nuevas (mientras los RS5 de Audi y el M4 de BMW permanecen “congelados” hasta fines de 2015) y una sesión de ensayos exclusiva. Eso le permitió vencer a Robert Wickens en Norisring y al joven (19 años) Pascal Wehrlein en Lausitzring. Y nada más.

El C-Coupé de Pascal Wehrlein, ganador en el 2014.

 

El histórico piloto de la marca en el DTM, Gary Paffett (20 victorias en nueve temporadas, un título en 2005), es el único confirmado para la temporada 2015 gracias a la renovación del contrato con su spónsor, Euronics. “El auto es difícil de manejar, pero esa es solo la mitad del problema. Nos falta downforce y con ello performance. No siempre encontramos la mejor manera de ponerlo a punto” decía el inglés a comienzos de temporada

Vietoris terminó siendo el mejor piloto de la marca en el torneo (4°), pero sumó 69 puntos, menos de la mitad del campeón Marco Wittmann (BMW). Wehrlein fue octavo, Wickens 12°; pero el escocés Paul Di Resta apenas logró tres cuartos puestos, el español Daniel Juncadella (con un auto versión 2012 del Mücke Motorsport) apenas fue cuarto y quinto en dos carreras, Paffett acabó 22° y el ruso Vitaly Petrov (con el otro C-Coupé 2012 del Mücke) fue el único piloto que nunca mojó un puntito en todo el certamen.

«Tenemos que mejorar el auto durante el invierno, pero empezar ya» pidió Toto Wolff, el director deportivo de Mercedes, el domingo, tras la última carrera. Wolfgang Schattling, el DD de la marca en el DTM ya anticipó que quizás el año que viene vuelva a haber apenas siete Mercedes, en lugar de los ocho que Audi y BMW le exigen. «Ocho es el objetivo, pero no puedo garantizarlo» dijo. «Mercedes tiene que traer ocho coches -reclamó Dieter Gass, el jefe de Audi en DTM- No podemos hacer más excepciones. Hay que honrar los compromisos». Para Jens Marquardt, el director deportivo de BMW, era «relativamente claro lo que se había decidido entre los fabricantes: que cada uno ponía ocho coches. Para el año que viene, eso fue acordado».

Así, Mercedes podría tener que contratar un piloto más, y hasta ahora solo confirmó a Paffett. Vietoris y Wehrlein, dos de los ganadores de este año, parecen seguros, no tanto Robert Wickens. Di Resta está en la picota, y lo más probable es que ni a Juncadella ni a Petrov se les renueve el contrato. Quedarían, así, varias butacas libres. Mercedes precisará llenarlas con pilotos que traigan resultados rápidos, pilotos con experiencia, hechos, a los que no haya que formar, porque no hay tiempo para eso. Que se adapten rápido a la potencia bruta, a los casi 500 caballos de un coche de DTM. Pilotos agresivos, que vayan a buscar de arranque los triunfos que la casa de Stuttgart precisa en estas circunstancias. Que le saquen el jugo a los autos con techo. Pilotos que conozcan las pistas por las que transita la especialidad. Y que puedan colaborar en la evolución de la puesta a punto de los coches, cuyo desarrollo técnico está reglamentariamente detenido. 

 

¿López dejará Citroen para ir a Mercedes?

 

¿Por qué no Pechito, entonces? Que quiera ir, que Citroen lo deje marcharse, que lleguen a un arreglo, son otras cuestiones, por supuesto. Otro cantar. 

Por el equipo de VA

Fotos: DTM, Citroen Racing

 

 

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Muchachos, el rumor no tiene asidero, el money que pone Citroen para el nuevo contrato de Pechito no tiene comparación con el que se maneja en el DTM para ser uno mas, de los 8 pilotos de Mercedes. En mi modesta opinión está recontrafirme en Citroen para mas de un año inclusive.-

    • De acuerdo, ademas estimo que lo ideal es que se afirme en WTCC (y de paso se haga rogar un poco por el DTM, y esperar que anden los Mercedes o – por que no – Audi o BMW).

  2. No es , de ninguna manera,el momento adecuado para semejante cambio. El equipo Citroen se comportó con nobleza frente a Pechito.Tengamos en cuenta que sus compañeros de equipo ERAN FRANCESES Y CAMPEONES MUNDIALES ,que recibían a un casi desconocido,y el equipo bien podría haber inclinado la balanza para otro lado.campeones salían igual. Otra, por mas DTM que sea, tendríamos a un Campeón del Mundo, corriendo en una categoría nacional, para sacarle las castañas del fuego a un equipo que la tiene complicada. No vale la pena.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre