MIENTRAS EN EL Hotel Panamericano del centro porteño se anunciaba la 9° fecha de Turismo Carretera en Olavarría, en una escasamente poblada sede de la ACTC, un hombre que supo ser amigo de la casa hasta que lo defenestraron por unos «plomitos» traviesos el año pasado,  subió al ascensor.

Al bajar, encaró hacia una de las coquetas oficinas del 3° piso, tocó a la puerta y al abrirse del otro lado sonriente lo recibió el anfitrión. Los dos se sentaron y conversaron en forma más que amena. El visitante: Hugo Cuervo; quien lo recibió: Diego Aventin, piloto, miembro de la comisión directiva de la ACTC  y, remember, ex integrante del Lincoln Sport Group que supo liderar el inefable notario.

Porqué no, en el diálogo hayan dado las últimas puntadas para cerrar el gran retorno de Cuervo al TC, perdonado de la drástica sanción recibida en 2012, luego del escándalo por el lastre descubierto en el baúl del Ford ganador en Buenos Aires manejado por Gabriel Ponce de León.

-publicidad-

Se insiste que el festejo por el 75° aniversario del TC, a cumplirse justo el 5 de agosto cuando la categoría corra en Buenos Aires una carrera que pretende la dirigencia, sea distinta e inolvidable, le dará el marco acorde para la amnistía. ¡Bienvenido de nuevo a casa escri!.

 

Por el equipo de VA (especial desde Olavarría)

 

 

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Que fenómenos estos tipos de la ACTC!!! que fenómenos!!! Primero lo rajaron, Aventín dijo que «las grandes estructuras no eran para el TC» (se acuerdan…) y

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre