VUELO AFORTUNADO.

No son pocos los pilotos de carreras que pueden llegar a los 94 años. Nacido en Stuttgart, Alemania, el 23 de febrero de 1928, Hans Herrmann se convierte hoy en uno de esos privilegiados con el plus que tiene haber sido protagonista en los 50 y 60 de una de las épocas más peligrosas del automovilismo internacional.

En su descontrolado andar , el Porsche despidió a Herrmann al medio de la pista, donde el piloto alemán tuvo la fortuna de no ser embestido por otro auto ni golpeado por el propio.

Por eso, esta extensa vida del piloto alemán bien pudo haberse detenido el 2 de agosto de 1959, con el impresionante accidente que sufrió en el Gran Premio de Alemania y cuyas imágenes son de las más espectaculares de la historia de la Fórmula 1. En la 36ta vuelta, al encarar la curva Sur del circuito de Avus, su auto tuvo una falla en los frenos y Hermann salió despedido (no se usaban los cinturones de seguridad) de su BRM que dio numerosas vueltas ante el asombro y la tensión de los aficionados que imaginaron un desenlace trágico similar al que un día antes había tenido el francés Jean Behra al despistarse y chocar con su Porsche durante una carrera de autos Sport.

Terminadas las volteretas de su auto por la pista, Herrmann se puso de pie, milagrosamente ileso. Como era costumbre en aquellos años sin autos de seguridad, la carrera continuó y terminó con el contundente 1-2-3– de Ferrari con Tony Brooks, Dan Gurney y Phil Hill. Por encima del triplete ferrarista, este Gran Premio quedó en la historia como el único que se disputó en dos series por suma de tiempos Una consecuencia de la longitud (8.300 metros) y alta velocidad (el ganador hizo un promedio de 230,686 Km/h) que con dos largas rectas unidas por sendos peraltes  conformaban el trazado de Avus, cercano a Berlín, reemplazante ese año del tradicional Nurburgring largo.

 

Para Herrmann, ese Gran Premio de Alemania fue el 15° de los 19 que corrió en el Mundial entre Alemania 1953 y 1961. De esa campaña se destacaron los 7 Grandes Premios disputados como integrantes del equipo Mercedes Benz en 1954 y 1955 como compañero de Juan Manuel Fangio. Con las Flechas Plateadas logró su mejor resultado en Suiza 1954 con el tercer puesto detrás del 1-2 argentino que lograron Juan Manuel Fangio  y Froilán González. En cambio, sin dudas, su día más afortunado lo tuvo en ese Gran Premio de Alemania 1959 al salir vivo de un impresionante accidente. Por eso hoy puede festejar sus 94 años.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Gracias por esa nota tan interesante de un personaje histórico. Me gustaría ver más notas como éstas. Saludos.

  2. Eduardo Daniel:
    Gracias por el elogio y por leernos. Es nuestra idea mechar este tipo de notas históricas y de personajes con las de actualidad y opinión.
    Seguí acompañándonos y en cualquier momento encontrás otra.
    Saludos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre