La semana pasada te dijimos que la consagración de Sebastian Vettel este fin de semana era posible pero no probable. Ahora te explicamos por qué.

La Fórmula1 vuelve por cuarta vez al circuito de Marina Bay, un trazado callejero con mayoría de curvas de segunda y tercera marcha, difícilmente el terreno ideal para RedBull, que jamás ganó allí una carrera.

De hecho, habrá que ver si la racha ininterrumpida de poles-position de la escuadra austríaca, invicta en lo que va del 2011 en ese rubro, no se quiebra en esta cita nocturna del torneo.

-publicidad-

De hecho, Ferrari y McLaren se repartieron la victoria en los últimos dos años. Y Fernando Alonso, el escolta de Vettel y máximo candidato a escupirle el asado en Singapur, ganó dos de las tres carreras del historial.

La Ferrari estará fortalecida en Marina Bay y eso conspira contra las chances de Vettel de aumentar en 13 puntos la ventaja que lleva sobre el español, una de las condiciones que precisa para irse de la península con la corona bien calzada para otro año.

Los italianos siempre penaron a lo largo de esta temporada con el neumático duro. En Singapur habrá blandos y superblandos… Además, andan mucho mejor en pistas de buena carga aerodinámica que en aquellas las que los alerones molestan, como en Monza. Marina Bay es una pista ideal para esa característica.

Fijate: la velocidad máxima con alerón móvil apenas si superará los 300 km/h, 50 km/h menos que en Monza. Solo a lo largo del 43 por ciento del recorrido se puede pisar el acelerador a fondo. No es un circuito para andar planchado, precisamente. Y esa es la ventaja relativa de Ferrari.

Además, el GP de Singapur es uno de los que más consumo promueve en todo el calendario: se precisan 165 kilos de combustible para completar las 60 vueltas de recorrido, un 10 por ciento más que lo habitual. Coches pesados, menos velocidad final.

Es una pista con un buen número de curvas, la mayoría de 90º grados, y con la siguiente particularidad: posee, a lo largo de sus poco más de cinco kilómetros de recorrido, 16 zonas de frenaje. Se precisa ser muy fino para tratar en auto en una carrera tan demandante.

Y en ese rubro, hoy el piloto más aplomado es Jenson Button, el inglés de McLaren que también está en posición de romperle el sueño a Vettel de consagrarse en Singapur. Hace tres carreras que no se baja del podio y en una de ellas, en un circuito de características aproximadas a Marina Bay como es el Hungaroring, fue vencedor. Habrá que seguirlo con tanto detalle como a Alonso.

En cambio, de la manera en que viene conduciendo en este 2011, Lewis Hamilton tiene todos los boletos reservados como para estamparse contra un paredón… y con suerte sin llevarse a nadie con él.

Como se ve, la candidatura está más repartida para el GP del próximo fin de semana. Por eso, la posibilidad es latente pero la probabilidad no es alta.

Aunque, claro, estamos hablando de carreras de autos…

Foto: Pirelli

 

 

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre