HOMOLOGACIÓN DE CASAS RODANTE ¡TODO UN TEMA!, LA PIEDRA DEL ESCÁNDALO.

Por Adriana Cabrera

Hace ya un tiempo que los rodanteros argentinos (léase fanáticos del camping y la vida al aire libre), rezongan por las redes, organizan protestas y se encuentran, en general, movilizados.

El motivo es una ley ¡¡de 1995!!, que sufrió tantas idas y vueltas, postergaciones y cambios técnicos (decretos del año 2007, por ejemplo), que recién durante 2018 se empezó a hablar en firme del tema de la homologación de vehículos de arrastre para uso recreativo, como tráileres y casas rodantes.

Lo cierto es que los plazos se fueron corriendo. Primero fue la pandemia, luego el “volver” de la pandemia, y así hasta que el 1 de agosto pasado fue, en teoría, la última fecha para tener los vehículos en regla. Peeeeero, la desinformación y el costo de los trámites, hacen el caldo gordo y todo sigue como antes. Los batanes y casas rodantes siguen circulando con la famosa patente 101 (es decir el número 101 y la patente del tractor) y gracias.

Visiónauto investigó qué se necesita para poder circular sin inconvenientes y, salvando que los anti-trámites pondrán el grito en el cielo, la cosa no es tan grave. Conversamos con el Ingeniero Mecánico Leonel Didier (Matrícula 2-41156), quien se dedica justamente a homologar todo tipo de vehículos. La idea al conversar con el especialista, fue hacer foco en las casas rodantes y tráileres que ya están circulando y cuyos propietarios no saben a ciencia cierta a quien recurrir.

Uno de los problemas es que la inmensa mayoría de esos vehículos, no tienen más que una factura de compra, que fue pasando de mano en mano a lo largo de los sucesivos dueños.

-¿Cómo se obtiene la nueva patente en estos casos?

-No importa si tiene papeles, porque se hace todo de cero -explica el ingeniero y aclara-lo primero que hay que ver es en qué categoría entra, tanto el tráiler como la casa rodante. Siempre que tenga un solo eje y pese menos de 750 kilos, entra en la categoría O1, que es la más barata y más rápida de hacer. Estamos hablando de un costo de alrededor de $ 30.000 que incluye el honorario del ingeniero, la tasa del Colegio de Ingenieros y el registro.

“En el caso de la casa rodante, es importante también tener siempre en cuenta el vehículo que la tracciona. Generalmente las chatas (pick up) pueden hacerlo, los autos podrían traccionar entre 400 y 500 kilos”, AFIRMÓ DIDIER.

-¿Tienen que hacer muchas modificaciones las casitas ya rodando? Hay mucho temor sobre eso

-No tantos. Dentro de la categoría O1, un tema que preocupa mucho es la lanza, que debería ser de perfil UPN -especialmente en las nuevas-, pero si no lo tiene así se admite caño estructural con un espesor no menor a 2 milímetros, tanto para el chasis como para la lanza, con la salvedad de que NO sean tráileres náuticos, en cuyo caso va sí o sí perfil UPN. En esta categoría no se necesita freno ni enganche homologado.

¿Cómo es el trámite paso a paso?

-Si tu unidad está toda en regla (ver recuadro de requerimientos técnicos), se sacan fotos, se pesa y mide el tráiler/casa rodante, se confecciona el informe y se presenta en el Colegio de Ingenieros. Luego de dos días o menos, el colegio realiza el visado correspondiente y entrega un comprobante de que el trámite está en marcha. Ahí termina mi trabajo como ingeniero, y entrego el mencionado comprobante al propietario para su tranquilidad. Pero el papelerío sigo “solo”… porque al mismo tiempo el Colegio de Ingenieros  envía el informe a la ANSV (Agencia Nacional De Seguridad Vial). Dentro de los 15 días esta agencia le envía al interesado un correo con un link de pago de 2 mil pesos. El propietario debe abonarlo e informar el pago y en unos días liberan el certificado directamente al registro automotor correspondiente al vehículo. El interesado debe sacar un turno en el Registro Automotor e ir personalmente a terminar el trámite. Cabe aclarar que deberá abonar otros 2 mil peso en el Registro. Luego de 10 días hábiles, el mismo Registro entrega físicamente la chapa patente que dirá tráiler y tendrá el mismo número y letra que el vehículo tractor.

-¿Cuánto tiempo lleva cumplimentar todas estas instancias?

-Digamos que entre 45 y 60 días.

 

Condiciones de seguridad tráiler/casa rodante

Básicamente, esto debe observar si pretende “pasar” las exigencias de seguridad, en una tráiler o casa rodante Categoría O1

Atrás: luz de patente, un ojo de gato rojo de cada lado que puede ser de forma triangular o redondo, dos cintas reflectivas rojas de por lo menos 50 cm de largo y símbolo de “máxima 80”. Tenga en cuenta que el paragolpes debe medir 10 cm de alto y debe estar a menos de 45 cm del piso.

Al costado: solamente hay que aplicar dos bandas reflectivas blancas de 50 cm y una igual en la lanza, más una de cada lado en la parte frontal. No usar banda roja, ni cebrado

Adelante: la lanza debe tener la pata de apoyo, las dos cadenas tienen que estar abulonadas a la lanza y tener ganchos con trabas de seguridad. No pueden ser ganchos abiertos ni mosquetones de aluminio, sí pueden ser grilletes, por ejemplo.

  • La ficha eléctrica tiene que ir fija a un zócalo al lado del enganche, no puede estar colgado ni adentro del baúl.
La vida al aire libre, una casa rodante es ideal.

LA SIGUIENTE CATEGORÍA: DOS EJES

Hasta aquí las buenas noticias. La Categoría O1, salvo casillas muy, muy antiguas, caseras o atadas con alambre, conseguirán la homologación con algunos retoques aquí y allá. Deberán sí, consultar a un ingeniero mecánico, o acercarse a algunos de los talleres habilitados para tal fin. (ver link: https://www.cent.gov.ar/talleres-de-modificacion-y-reparacion/)

Para la mencionadddda categoría, los números y los requisitos aumentan.

En la categoría O2 entran las casas rodantes y tráileres con más de un eje, que pesan más de 750 y hasta 3500  en total, es decir CON CARGA -aclara Didier-. En estos casos hay que hacer una homologación.

¡A esto queríamos llegar!, ¿cómo se hace?

-Para hacer la homologación hay que ir a un taller habilitado. Allí lo que se hace es grabar el número de VIN en el chasis y corroborar que todas las partes y condiciones de seguridad estén bien. El taller mismo entrega todos los formularios para poder ir al Registro a hacer el trámite de patentamiento, como si fuera un acoplado. Se obtiene así el título, la tarjeta verde, tarjeta azul y dos chapa patente.

-¿Básicamente es el mismo que se hace para los acoplados?

-Sí. La casilla debe contar en todos los ejes con freno eléctrico homologado, enganche homologado y la lanza tiene que ser sí o sí de perfil UPN. Hay que aclarar que en esta categoría, entran también los vehículos que NO SON DE USO RECREATIVO, como los food track o algún tráiler de trabajo.

-Entiendo que cambian los costos y el tiempo del trámite…

-El trámite lleva menos tiempo, alrededor de un mes y el costo es sustancialmente distinto: 350 mil pesos, aproximadamente.

¿Qué es el VIN?

En este nuevo mundo de siglas, es fundamental conocerlas para saber de qué estamos hablando. VIN, entonces, quiere decir: Número de Identificación Vehicular,  y proviene del inglés: vehicle identification number. Se trata de un código de 17 caracteres alfanuméricos, que sirve para identificar un rodado conociendo su procedencia, marca, modelo y detalles de su fabricación.

Después apunta el especialista: «Si quienes tengan casas rodantes de dos ejes y aún no hayan hecho el trámite, tendrán que romper el chanchito y también saber que “los que están fabricados y vayan a hacer la homologación, van a salir no como cero kilómetro, sino como modelo 2017. Esto debido a que se entiende que los fabricados antes de ese año, no entraban en esta ley, aunque deben cumplir con las normas vigentes y hacer el patentamiento”.

Finalmente, para quienes empiecen la experiencia de rodantear, y vayan a comprar su casa rodante usada, deben verificar que se encuentre homologada y patentada, porque desde el 1 de agosto de 2022 es exigible la nueva patente alfanumérica.

Y para aquellos que arranquen con una cero kilómetro, deben saber que existen fabricantes que entregan homologados y listos para patentar. Detalle que puede hacer subir un poco el costo, jamás serán los 350 mil pesos, y el tramiterío que implica comprar una “en condiciones de patentamiento” pero sin la homologación.

Esto es, las fábricas que entregan HOMOLOGADAS cuentan con una Licencia de Configuración de Modelo y sólo hay que patentarlas. Otras empresas, entregan en CONDICION DE PATENTAMIENTO, pero el comprador debe hacerse cargo de llevarla a homologar, de la misma manera que se explicó más arriba para las casa rodantes usadas.

Disfrutar en familia o con amigos, y con todo en regla mejor

Nada debería detener las ganas de salir a la ruta y parar a matear frente a un lago, al pie de la montaña o mirando el mar mientras se escucha, afuera, soplar el viento. El espíritu rodantero pide ruta, camino, aventura… Pero también es cierto que en cada casa rodante viaja una familia, y como el valor más importante que significa sin dudas, hay que cuidarla.

La ley 24.449 impone algunas condiciones técnicas y de seguridad para que todos puedan viajar tranquilos, bien visibilizados, sin poner en riesgo al conductor/a y su familia, ni a los otros vehículos.

El objetivo de esta nota, ha sido echar un poco de luz sobre el cuco de la homologación y las nuevas patentes. Esperamos haberlo logrado.

 

Agradecimiento: Ingeniero Mecánico Leonel Didier (Mat. 2-41156) / Wpp: 341-3481578 / IG: ld_ingenieria / FB: ingenieromecanicomatriculado / Mail: [email protected]
-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Muy interesante nota. la verdad desconocía el tema. No tengo casa rodante ni tráiler, pero es bueno saber los pasos por si algún día adquiero una unidad.
    Gracias.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre