“SON DOS PROVINCIAS DISTINTAS”.

Política y con una fina ironía, fue la reflexión de Alejandro Levy ante la particular situación que entrega el fin de semana la actividad nacional. El Top Race cumpliendo en el Autódromo de Rosario su octava fecha, y el Turismo Nacional disputa un nuevo capítulo en el Autódromo de San Nicolás. Dos circuitos que como bien dice Levy e indica la geografía, en distintas provincias pero separados por apenas 80 Km… Casi nada en la vasta superficie (2.780.000 Km2) de nuestro país, donde abundan los autódromos en el territorio de distintas provincias.

Alejandro Levy junto a Ajejandro Grandinetti, secretario de Turismo de Santa Fé, Claudio Diaz, presidente del directorio del Autódromo de Rosario y los pilotos Nicanor Santilli Pazos, Diego Azar y Lucas Granja.

”Por supuesto que no es lo mejor pero nos excede, ya que nosotros teníamos la fecha desde principios de año, mientras que el Turismo Nacional la confirmó hace poco”, explicó Levy antes de salvar en parte la responsabilidad de las autoridades de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino, al informar que “la CDA aprueba los calendarios, pero no conoce los escenarios hasta que piden su aprobación…”. Sin desconocer lo complejo, por los diferentes condicionantes, que actualmente resulta la elección de los circuitos, con dedicación y trabajo de las autoridades se pueden evitar estas proximidades de carreras nacionales que no benefician a ninguna categoría.

Más expresivo se mostró el titular del Top Race en la presentación de la cita en Rosario en la Casa de Santa Fé, al hablar sobre la fecha a cumplir el fin de semana, con las novedades del retorno al organigrama (se hizo en Neuquén), de dos carreras finales con la obligación en alguna de una detención en boxes para cargar combustible en el caso del Top Race, y la prueba de invitados en el Top Race Series.

Diego Azar junto a Alejandro Levy en la presentación de la fecha especial de Rosario.»Serán importantes las estrategias» dijo el campeón y líder del torneo. Coincidió el presidente de la categoría.

“Volvemos después de cinco años a Rosario, porque es una ciudad que significa mucho para el Top Race y el automovilismo. Santa Fé es una provincia que apoya y promueve el deporte motor impulsado por el gobernador. Asimismo repetimos el esquema de dos finales separadas con la obligatoria detención para cargar combustible, porque en la primera experiencia en Neuquén salieron carreras intensas y entretenidas. Por eso creo que el público que vaya al autódromo va a disfrutar de un lindo espectáculo”, destacó Levy con la esperanza puesta en el buen acompañamiento que para el espectáculo, es la mayor extensión del circuito respecto de la última visita. Ojala se concrete ese buen espectáculo.

 

Fotos: Prensa Top Race y Brian Alarcón.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre