EN EL PRÓXIMO GP DE MÉXICO, UN RECONOCIMIENTO QUE HABLA POR SÍ SOLO.

Juan Manuel Fangio continúa siendo un faro, una referencia acaso única, en el automovilismo mundial, en la historia del deporte en el mundo. El homenaje previsto en el Gran Premio de México de Fórmula 1, siguiente al de Turquía, el 7 de noviembre, es elocuente.

 

-publicidad-

El piloto que se acredite la pole en el Autódromo Hermanos Rodríguez, recibirá un premio muy especial, de gran valor simbólico, un verdadero tributo : La estupenda réplica del casco con el que el Chueco ganó su primer título mundial, logro del cual en 2021 se cumplen 70 años.

«Es un gran honor colaborar con la Fundación Fangio para ofrecer un regalo invaluable al ganador de la pole position de nuestro Gran Premio. Estoy seguro que a cualquiera de los pilotos actuales, le encantaría tener un casco tan emblemático en su colección», ha comentado Federico González Compean, director general de la carrera mexicana.

«Fangio es uno de los mejores pilotos de la historia de la Formula 1. Su casco representa parte de su legado y será un honor entregarlo al piloto que logre el mejor tiempo este año en el Hermanos Rodríguez. El casco es un recordatorio del significado de lo que implica la pasión por el automovilismo, que puede llevar a un piloto a lo más alto», comentó por su lado Juan José Carli, presidente de la Fundación Fangio.

A propósito de Fangio, el 9 y 10 de noviembre venidero, va a tener lugar un gran homenaje en su memoria, trasladándose los restos desde el cementerio de Balcarce, donde descansan desde su fallecimiento el 17 de julio de 1995 a los 84 años, al nuevo mausoleo construído en el mismo museo en pleno centro balcarceño, iniciativa surgida de Jackie Stewart. El escocés, tres veces campeón de Fórmula 1 y ferviente admirador del Quíntuple estará en Balcarce, también Stefano Domenicali, presidente de la FIA, entre otros importantes nombres del automovilismo.

En Balcarce:

 

En México, Stewart y el periodista Fernando Tornello, fueron los designados por la Fundación Fangio para entregar el casco al dueño de la pole. La réplica certificada del casco la utilizó el Chueco en 1951, año de su primera coronal mundial, cuando corrió con un Alfa Romeo 159. Esa memorable temporada, triunfó en Suiza, Francia y España; y subió al podio en cinco ocasiones. El primero al que sumó los mundiales de 1954, 1955, 1956 y 1957). En su paso por la Máxima, sabrás, corrió 51 Grandes Premios y ganó en 24 ocasiones. Marca que lo llevó a ostentar el mejor promedio ganador de la historia con 47.5%, récord aún no superado. Obtuvo 28 poles y largó 48 veces en la primera fila. Único.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre