CON ACENTO FRANCÉS

 Nada puede darse por seguro en un Dakar hasta que termine, pero hay cosas que se van perfilando. Por ejemplo en esta edición 2017, el segundo triunfo consecutivo del  poderoso, calificado y numeroso equipo Peugeot. Es cierto que faltaban tres etapas, y muchas cosas podían pasar en una competencia que ha venido muy complicada, sin embargo todo indica que con sus tres autos en los primeros puestos y una clara ventaja (23m 36s)  sobre el cuarto, el Toyota de español Nani Roma, difícilmente se escuche otro himno que La Marsellesa en el podio final frente a la sede central del Automóvil Club Argentino.

Loeb muestra sus constantes progresos en el Dakar sobre el Peugeot 3008 DKR. Lo respalda la buena navegación de Daniel Elena.
SpeedAgro

 

Más  incertidumbre genera el nombre del piloto que alzará el trofeo mayor Separados en ese orden por 1m38s, los franceses Sebastien Loeb y Stephane Peterhansel, son los grandes candidatos para vivir esa agradable situación, por sobre un Cyryl Despres, que marcha a 17m17s del líder.Una sensación que será nueva para Loeb, en su segunda participación en el Dakar. En cambio, sumará la decimotercera alegría para el impresionante récord de Stephane un especialista de esta carrera  yque bien ganado tiene el apodo de Monsieur Dakar.

Casi nadie imagina una lucha abierta entre  los pilotos del León y en cambio es fácil pensar en una bien planificada estrategia para asegurar este 1-2-3 de los Peugeot. Frente a esta situación inmediatamente surge la teoría de una orden. No sería la primera, ni la última vez que ocurre en un equipo oficial ante la definición del Dakar. Nadie en el equipo francés quiere hablar de eso y menos de quien sería el elegido. Sin embargo se  percibe que de seguir todo normal y sin problemas para los Peugeot el elegido será  Sebastien Loeb.

Peterhansel y Loeb mantienen una buena relación personal y profesional. Stephane reconoce la adaptación de Sebastien a las exigencias del Dakar.

 

”Un nuevo triunfo de Peterhansel potenciaría su imagen más que la de Peugeot, mientras que un triunfo de un casi debutante como Loeb repartiría esos méritos y además le serviría al marketing de la marca por la mayor llegada de la imagen de Sebastien por sus antecedentes en otras categorías del automovilismo mundial… “, teorizó ante Visión, con válidos argumentos,  alguien que se mojó y embarró bastante en este Dakar.

Y esto no es todo. El propio Peterhansel,  el mismo que en el  Dakar 2014 no ocultó su enojo por tener que acatar la orden del equipo Mini, y facilitarle la victoria a Nani Roma, ahora reconoció y adelantó que “ya gané 12 veces  el Dakar y Loeb, ninguna. Lo importante es que triunfe el equipo y por eso si se decide que tiene que ganar Sebastien, no haré ningún problema…”.

¿Sabría Monsieur Dakar el final de la historia de esta edición 2017? Es posible aunque en el Dakar nunca está dicha la última palabra, ni siquiera con una orden.

 

Por M.S.

Por Mónica Paz y Prensa Peugeot

Jeluz | Productos Eléctricos

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre