www.motorsportretro.com


EL ÍDOLO DE SCHUMACHER


Por Miguel Sebastián


Si no tenés más de 30 años y no profundizaste en la historia de la Fórmula 1, tal vez no te diga mucho el nombre de Stefan Bellof. De arranque te podemos decir que era un piloto alemán, veloz, muy veloz que tuvo su momento de gloria en el primer lustro de los 80. Ganó las dos primeras carreras que corrió en la Fórmula 2, fue campeón Mundial de Sport en la última época de oro de la categoría y sobre un Porsche tiene la vuelta más veloz en el Nurbürgring, de 22 km y las infinitas curvas, ese trazado tan encantador como legendario y peligroso.

Pero en Fórmula 1 sólo corrió 20 carreras, no ganó ninguna, ni hizo pole y lo mejor fue un cuarto puesto…” argumentaras si frente a la incógnita del personaje miraste sus números en el Mundial. Cierto, pero bajo la frialdad de los números se suelen esconder cosas más calientes e interesantes. Por ejemplo, que la primera vez que Bellof se subió a un Fórmula 1 en unas pruebas para pilotos de categorías menores, a fines de 1983, fue tan rápido como un muchachito brasileño pese a que cuando le tocó girar el McLaren no tenía el mejor motor. Ese muchachito era un tal Ayrton Senna. Otra vez Senna apareció en su camino, un año más tarde pero, ya en carrera. Fue en esa de Mónaco, tan recordada por la lluvia y el anticipado y polémico final que según dicen impidió la victoria del modesto Toleman de Senna a por sobre el poderoso McLaren de Alain Prost. Pocos repararon en ese otro gran protagonista que fue Bellof, avanzando desde el último lugar en la grilla al ¡tercero!, con un Tyrelll que con su motor Cosworth daba un hándicap cercano a los 200 HP frente a los turbos. Una hazaña opacada por la consideración que por entonces iba tomando la figura de Senna y que las estadísticas no registran porque por un problema reglamentario (uso bolitas de plomo en forma de combustible) en el Gran Premio de Detroit el equipo Tyrelll fue desclasificado y le quitaron todos los puntos del campeonato que no eran muchos pero entre los que estaban los 4 de Bellof por ese tercer lugar en Mónaco. Quien como director de carrera decidió ese anticipado final en Mónaco fue Jacky Icxx, por entonces retirado de la Fórmula 1 pero participante en carreras de Sport Acordate de este nombre.

Si a esta altura del relato te interesó saber quién era Stefan Bellof, te tiramos otro dato que hará que quieras saber algo más. Su estilo veloz y ambicioso era admirado por muchos chicos que por entonces corrían en karting con sueños de Fórmula 1, y entre ellos por uno que ya daba que hablar por sus victorias. ¿Quién era? Michael Schumacher

Bellof era un gran piloto, muy veloz, que podría haber sido campeón mundial” destaca y teoriza Oscar Larrauri en diálogo con VA. ¿Qué tiene que ver Poppy con esta historia? Pues bien, por si tampoco lo sabías o recordabas, en su época de esplendor con los Sport, Poppy integró el equipo Brun Motorsport que en 1985 tenía como líder a Bellof. El argentino manejaba el segundo Porsche 956 con el italiano Massimo Sigala y Bellof se alternaba con Thierry Boutsen en el auto de punta en aquellos 1.000 km de Spa que el 1 de septiembre de hace 25 años marcaron el final de esta promisoria historia deportiva de Bellof y lo que fue peor, de su vida. La noche anterior Larrauri, junto con el resto del equipo, compartió la cena con Bellof, sin saber que sería la última.

Ickx lo sacó mal a Bellof. Hasta ese día lo admiraba, después no. Creo que el afán de victorias no puede estar por sobre el valor de la vida.” –Oscar Larrauri


Stefan era un muchacho divertido, que le gustaba tomar cerveza y hacer bromas. Lo vi tan alegre esa noche que por un momento pensé que la gente lo iba a recordar así, pero nunca me imaginé que podría matarse al día siguiente. Al enterarme, tuve una sensación rara, como sintiéndome culpable” le revela Larrauri a VA, un cuarto de siglo después de aquel domingo en que en la vuelta 78 de los 1.000 km de Spa, el ímpetu de Bellof no aguantó más ver adelante al Porsche 962 oficial de Jacky Ickx, la otra gran figura de los autos germanos y el mismo del banderazo anticipado un año atrás en Mónaco. Por eso como tantas otras veces arriesgó más de lo necesario y al llegar a Eau Rouge, una de curvas más atractivas pero también más difíciles del mundo, estiró el frenaje en su intento de superarlo por afuera para luego en la subida a la derecha apoderarse de la cuerda. Viejo zorro de las pistas, Ickx intuyó la maniobra y movió su auto hacia la parte externa de la curva. A una velocidad de unos 230 km, ambos Porsche se tocaron. El de Ickx pegó de costado contra las vallas. El de Bellof impactó de punta. Ickx se bajó ileso. A Bellof tardaron 40 minutos en rescatarlo. Poco después de llegar al hospital se anunció su muerte con daños cerebrales productos de la tremenda desaceleración.
-publicidad-


Ah, nos queda un último dato. Al momento de su muerte, Bellof tenía firmado un contrato para ser piloto Ferrari al año siguiente. En su talento se había fijado el equipo italiano para cortar una cadena de frustraciones que por entonces llevaba 6 años y que llegaría a los 21 antes que Michael Schumacher la cortara en el 2000. Si, si, el mismo Schumacher que tanto admiraba a Bellof…

-publicidad-

5 COMENTARIOS

  1. Excelente recuerdo para un gran piloto. El video del accidente es este, aunque nunca mostraron el impacto de bellof, es la cámara on board de Ickx

    Gonzalo

  2. que contradictorio lo de shumacher, tiene de idolo a este gra piltos , victima de una apretada de otro con mala leche- y el siempre se comporto asi , CON MALA LECHE. NO?

  3. bellof fue un monstruo y pudo hacer historia, de esos pilotos que antes habia mas y hoy no abundan para nada. muy buena nota

  4. Si bellof hizo igual tiempo con el maclaren que probo con sena pero con un motor menos potente, no me cabe duda de que hubiera triunfado y la historia que actualmente existe hoy , y viendo la carrera de monaco, estoy completamente seguro , que hubiera exclipsado a sena, y posiblemente tendria varios mundiales.

  5. Fue un gran piloto, pero no creo que hubiera pasado a mayores, le hubiera sido muy dificil superar a Mansell, Senna y Prost, a lo sumo hubiera sido otro Gerhard Berger.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre