FUE UNA PIÑA de esas que meten miedo y que hacen esperar lo peor aunque, por fortuna, no hubo que lamentar más que algunas fracturas.

Ocurrió en el Red Bull Ring de Austria, ahí  la Fórmula 3 Europea disputaba la primera de sus carreras. La secuencia fue así: el estadounidense Ryan Tveter tuvo un despiste sin consecuencias que levantó una densa polvareda y al toque volvió a ingresar al asfalto, donde quedó detenido. Inesperadamente,  el chino Zhi Cong Li apareció por entre la nube de tierra y le pegó de lleno a Tveter, llevándose la peor parte del golpe: salió volando por los aires y cayó «cabeza abajo» al suelo tras dar tres vueltas por el aire.

Encima, a Tveter también le pegó Pedro Piquet, el hijo de Nelson, aunque su auto se mantuvo sobre la cinta asfáltica. ¿El resultado?. Los tres pilotos fueron trasladados al hospital del autódromo y, luego, el chino fue derivado a otro centro asistencial, aunque siempre se mantuvo conciente. Allí, se constató que padeció la fractura de cuatro vértebras y de los huesos de talón, por lo que debía ser operado. Igualmente, la vida de ninguno corría riesgo. Un milagro que le dicen…

 

-publicidad-

Mirá que tremendo golpe:

httpv://youtu.be/kB-HssBci4U

 

Por el equipo de VA.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre