MADE IN ARGENTINA.

Hoy en día, el entrenamiento físico es fundamental para la mejora de cada deporte, tanto grupal como individual, entonces ­ ¿Por qué no es tan común en pilotos de motos? Lo cierto es que este vacío comienza a ser llenado por el primer Programa de Entrenamiento para Pilotos de Motos de Velocidad y Telemetría de la Argentina, ideado y creado por Mateo García Antúnez.

En base a análisis y pruebas en pilotos de velocidad, se llegó a las siguientes conclusiones:

  1. En el motociclismo de velocidad, la posición del piloto es muy agrupada, donde existe una importante flexión de rodillas, caderas, zona lumbar y dorsal, hombros, codos y una extensión significativa del cuello. Esto proporciona una posición más aerodinámica pero conlleva un importante acortamiento muscular de las articulaciones citadas, una posición menos óptima para soportar las vibraciones del vehículo, sobre todo en la columna vertebral.
  2. Importantes esfuerzos en el vencimiento de las fuerzas de aceleración y frenada, así como la rigidez de la suspensión. En el caso del pilotaje de circuito además existe un balanceo en las curvas. A todo esto, cabe mencionar también los derrapes y deslizamientos (provocados o no por el piloto), control de los “caballitos” o “shimmies”.
  3. La elevada frecuencia cardiaca que se maneja en la pista, manejando variantes entre el 70% y 95% de la frecuencia cardiaca máxima.
  4. También entra en juego el factor físico-cognitivo. Ante una fatiga presente y/o la elevada frecuencia cardiaca, el factor cognitivo logra que la toma de decisiones sea la mejor y más rápida con entrenamiento enfocado.

Los posibles factores negativos que pueden generar la falta de entrenamiento físico son:

  • Fatiga Neuromuscular.
  • Alteración de la intensidad y tiempo de activación muscular (Déficit de activación muscular de la cadera – Déficit de la estabilidad y activación muscular de tronco).
  • Alteración de la capacidad de co-activacion muscular.
  • Desequilibrios neuromusculares entre lado dominante y no dominante.
  • Déficit del control de estabilidad postural.
  • Alteración de la sensibilidad propioceptiva.
  • Disminución de los mecanismos de anticipación o pre-activacion.
  • Toma de decisiones erróneas dentro de la carrera.

En base a lo antes mencionado, se desarrolló un programa de entrenamiento específico para pilotos de velocidad en Cool Fit. El trabajo más importante se genera en la frecuencia cardiaca, un punto fundamental a tener en cuenta en este tipo de deporte. Se trabaja con la base de entrenamiento funcional y todas sus variantes, buscando que el piloto suba rápidamente las pulsaciones y obtenga la capacidad de mantenerla sobre el periodo de entrenamiento.

Dentro de los ejercicios, se hace hincapié en la mejora postural y fortalecimiento de cadera, columna y hombros, así como también trabajo de antebrazo y piernas, sin dejar de lado el trabajo general del cuerpo completo (conocido como Full Body) para no trabajar músculos de forma aislada y que cada movimiento sea con total naturalidad del cuerpo.

Un punto importante es la incorporación de métodos de entrenamiento físico-cognitivo dentro de la planificación, tanto en los ejercicios a ejecutar como en las pausas, logrando un trabajo constante y una mejora de análisis y toma de decisiones bajo stress y con una elevada frecuencia cardíaca. También cuentan con una licenciada en nutrición totalmente a disposición, para desarrollar un plan de alimentación específico para cada piloto y su propio entrenamiento.

Los pilotos que trabajan con este programa son Gastón Martínez, Mauro Schmid, Jonathan Toccalino, Edgardo Dames, Carlos Moreno e Iván Fonseca.

 

Fotos: Facebook Gastón Martínez.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre