SIEMPRE QUE LLOVIO, PARÓ…

Esta es la reflexión, que mezcla de consuelo y esperanza, hará Nicolás Dapero, sobre este flojo arranque de año en la Toyota Racing Series que está corriendo en  distintos circuitos de  Nueva Zelanda con un  auto del Giles Motorsport.

Con la decepción de un nuevo y desafortunado fin de semana como el que tuvo en Taupa, con un pálido 14º lugar y dos abandonos por sendos toques, las esperanzas del pibe están puestas en su recuperación y una digna actuación en la fecha final prevista para este fin de semana en el circuito de Manfield.

-publicidad-

Un buen resultado será un importante inyección anímica para Nicolás de cara al gran objetivo de la temporada como lo será su participación en Estados Unidos en la ProMazda Series con el equipo del argentino Ricardo Juncos. Una buena base para su deseada proyección final a IndyCar.

 

Por el equipo de VA

Foto: www.co.nz

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre