LA GRAN NOVEDAD.

Sin dudas que dentro de la principal novedad como lo es el primer Gran Premio de Fórmula 1 en Mugello, la otra gran novedad de esta novena fecha del Campeonato Mundial fue el regreso de espectadores en las tribunas. En cambio deportivamente siguió la rutina de ver el dominio de los Mercedes Benz en el primer entrenamientos , en este caso con el orden Valtteri Bottas-Lewis Hamilton, al tope de las posiciones

Es cierto, y como era previsible, que no son muchos esos espectadores, ya que su número está limitado a unos 3.500 aproximadamente, que se distribuyen en las tribunas Central Materasi y 58, obviamente guardando el distanciamiento social y cumpliendo con todas las medidas de prevención.

Las Ferrari lucieron una decoración acorde al festejo del Gran Premio 1000 en el color y numero con el revival de la primera carrera en 1950. Leclarc quedó 9° y Vettel se ubicó dos puestos detrás.

“Fue muy bueno ver de nuevo gente en las tribunas” coincidieron los pilotos sobre esas sensaciones especiales que aporta la presencia del público, y que bien pudo comprobar Lando Norris al recibir los aplausos en forma de aliento en su regreso sobre una moto tras su despiste y golpe contra el muro que dañó bastante su McLaren. El joven inglés los retribuyó alzando su mano.

También se sintió esa reducida presencia de tifosi cuando las Ferrari de Sebastian Vettel y Charles Leclerc salieron a la pista con el color rojo y la forma de sus números similares a los que hace 70 años lucieron las Ferrari en Mónaco en el primer paso de los 1.000 Grandes Premios que el equipo italiano cumple el fin de semana.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre