EN EUROS, UNA LINDA CIFRA para cobrar por punto ganado en la Fórmula 1. Pero Kimi Raikkonen se cansó de esperar…

Eso es lo que decía su contrato con el equipo Lotus: 8 millones de euros de salario básico por correr los 19 Grands Prix del Mundial de 2013, más un bonus de 50 mil pascualitos azules por cada punto sumado en el torneo.

Todo pintaba fantástico después de la apertura en Australia: en la tabla de posiciones se leía 25 puntos, en las cuentas del finlandés figuraban en el haber 1.250.000 euros extra.

Pero ya se sabe cómo terminó la historia: cuando Pirelli cambió las cubiertas por las de configuración 2012, la ecuación Lotus cambió y Romain Grosjean comenzó a caminar lo que no podía Kimi. Que lo invitaran a dejarle paso a su compañero en el GP de la India colmó la medida del ex campeón del mundo.

Eso, visto desde afuera. Desde adentro está mucho más claro lo que sucedió. Los 183 puntos que Raikkonen sumó en los primeros 17 GGPP del año equivalen a 9.150.000 euros, una cifra superior a la del sueldo en bruto… de los cuales no vio todavía un cobre.

Estuvo a punto de no correr en Abu Dhabi por esa cuestión (ya que tampoco le pagaron el salario…) y ahora decidió que no estará en las dos últimas carreras del 2013, en Estados Unidos y Brasil. La excusa es una operación quirúrgica en su espalda, que efectúa ahora para que no le afecte su periodo de readaptación a Ferrari.

Pero, casualmente,  el anuncio se da cuando se sabe que el fondo de inversión Quantum, que iba a comprar el 35 por ciento del equipo con un dinero que, entre otros fines, iba a ser destinado a pagarle la deuda pendiente a Raikkonen, está demorando su ingreso a Lotus.

Si no me van a pagar, habrá pensado el finés, ¿para qué ir a laburar? El italiano Davide Valsecchi, campeón GP2 en 2012, podría ser el reemplazante.

Por el equipo de VA

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre