EFÍMERAS.

Así suelen ser muchas sensaciones en una categoría tan cambiante y vertiginosa como la Fórmula 1. Puede dar fe Pierre Gasly que en seis días pasó de la gloria de su primera victoria mundialista en el Gran Premio de Italia a la decepción de no superar con su Alpha Tauri el primer corte clasificatorio en el Gran Premio de la Toscana en Mugello.

Obviamente esta situación no condena al francés ni disminuye sus condiciones tan exaltadas en los últimos días. Tampoco lo sentencia ya que Gasly desde su 16° lugar de largada en esta 9na. fecha del Mundial, tendrá la posibilidad de reivindicarse.  Simplemente marca los vaivenes que en ese tercer grupo detrás de los Mercedes y el Red Bull de Max Verstappen, muestra la actual Fórmula 1 en lo que es lo más atractivo.

El desconocimiento de la pista de Mugello no fue un obstáculo para una nueva pole de Hamilton. Volvió a superar a su coequiper Bottas, quien se vio perjudicado por las banderas amarillas por el despiste de Esteban Ocon.

“En mis dos últimas vueltas, a 200 metros de meta perdí una décima, no entiendo por qué, porque eso no me pasaba en los entrenamientos libres. Ha sido decepcionante”, explicó Gasly, quien en función de la carrera adelantó que «ahora tendremos que estudiar bien la estrategia a seguir. Sabíamos que la clasificación iba a ser muy importante en este circuito y por eso estoy algo decepcionado con el resultado aunque mantengo la confianza para la carrera porque tenemos buen ritmo”

En función de lo visto hace una semana en Monza, este relegamiento de Gasly es lo más sorpresivo de esta grilla del primer Gran Premio de la Toscana. No resulta novedoso decir que largan adelante los Mercedes Benz, con Lewis Hamilton al frente en lo que es su pole 95, la séptima del año y la cuarta consecutiva, tampoco que detrás de ambas Flechas Negras parte el Red Bull de Max Verstappen y menos que en esta etapa crítica de Ferrari arranca 14° el alemán Sebastián Vettel.

En cambio, dentro de ese mismo momento del equipo de Maranello, llama un poco la atención ver a la otra Ferrari, la de Charles Leclerc, partir en la quinta posición. Un avance que a diferencia de carreras anteriores permite ilusionarlo al monegasco con el podio. A falta de un triunfo, que sería casi un milagro, llegar al podio, representaría el mejor homenaje para la carrera número 1.000 de Ferrari.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre