UN CAMPEONATO DE LOCOS.

Es la versión 2020 del Mundial de Moto GP. La victoria del español Alex Rins (Suzuki) en el Gran Premio de Aragón fue la octava de un piloto diferente sobre diez fechas disputadas…

Y no es todo, porque entre esos ocho ganadores con cuatro debutantes (Quartararo, Binder, Morbidelli y Oliveira) y otros cuatro conocedores del festejo mayor (Dovizioso, Viñales, Petrucci y Rins) no figura el puntero del campeonato, otro español, Joan Mir, quien no sólo no venció este año además hasta ahora nunca ganó en Moto GP…

El Muro de Aragón es testigo del emotivo duelo entre la Suzuki de Rins y la Honda de Alex en los instantes finales de la 10ma fecha de Moto GP.

“Ya llegará esa victoria porque tengo una gran moto”, dice Mir, que encabeza el torneo con 121 puntos escoltado por Fabio Quartararo con 115, Maverick Viñales 109 y Andrea Dovizioso 106. El cuarteto encerrado en la diferencia de 25 puntos, que es lo que entrega cada carrera. Expectantes están Takaaki Nakagami (92), Franco Morbidelli (87), Alex Rins (85) y Jack Miller (82).

“Estoy un poco decepcionado, porque pensé que podía ganar pero sobre el final se desgastaron los neumáticos”, comentó Rins tras su tercer puesto que le dio el quinto podio del año, y los puntos para trepar a la cima del campeonato como un piloto de Suzuki no lo lograba desde el 2000 con Kenny Roberts Jr. En sus palabras, Rins trasunta la ansiedad por esa victoria que se le niegapero que sin embargo no es obligatoria para salir campeón.

Marc Márquez y sus amigos alentaron a Alex desde el living en la transmisión televisiva del Gran Premio de Aragón. ¿Qué hubiese pasado con Marc recuperado y en pista?

¿Qué pensará Marc Márquez viendo por televisión un alocado campeonato, donde incluso su hermano Alex, hasta hace tres fechas desconocido sobre una poco competitiva Honda, tomó impulso?. Subió a dos podios y en Aragón, estuvo a milésimas de su primera victoria.  Tal vez imagine que de no haber tenido aquel accidente (se fracturó el húmero derecho), en la carrera inicial en Jerez de la Frontera, que lo obligó a su larga recuperación, las cosas hubiesen sido diferentes o mejor dicho iguales a los años anteriores con su amplio dominio. O quizás tome conciencia que sus rivales han crecido deportivamente, se han fortalecido mentalmente con esos triunfos, y ya no lo vean tan invencible como hasta hace siete meses.

Sea cual fuere la respuesta, lo cierto es que el actual Mundial de Moto GP, sin Marc Márquez perdió a su gran referente pero ganó en atracción y emotividad. Desde el lado del espectáculo es bueno preguntarse, ¿qué vale más, tener un dominador excluyente o un campeonato reñido y abierto a distintas ambiciones?

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre