FIN DE OTRA LARGA ESPERA.

Nueve meses. Los que debieron transcurrir para que el Súper TC 2000 volviese a la actividad oficial en pista, paralizada desde que el pasado 15 de diciembre en Neuquén cerró su temporada 2019. Luego de 277 días, el regreso con las pruebas comunitarias en el Gálvez porteño vio el dominio de Matías Rossi, con el Toyota Corolla, escoltado por Agustín Canapino en el Chevrolet Cruze Facundo Ardusso a bordo del Renault Fluence.

Adecuados a las restricciones sanitarias, Matías Rossi y Rubens Barrichello recorrieron el circuito 8 caminando, poco antes de los entrenamientos. El Miisil quedó primero y el brasileño quien se subió por primera vez a un auto del Súper, 13°.

A diferencia del TC y del TC 2000 (también corre el fin de semana en Buenos Aires), el Súper TC 2000 ni siquiera pudo hacer una carrera. El corte por la cuarentena lo agarró justo, unos días antes del comienzo original previsto para principios de abril. La circunstancia dejó en el “freezer” las expectativas creadas por las nuevas reglas técnicas técnicas, y por las novedades en el plantel de pilotos donde sobresale la llegada del brasileño ex Fórmula 1 Rubens Barrichello (13° en las pruebas) como integrante del nutrido equipo Toyota Gazoo Racing.

Vale asimismo mencionar los regresos de un ex campeón como Juan Manuel Silva al comando de uno de los Honda de Víctor Rosso, y de Franco Girolami  en su debut como oficial Fiat con un Cronos. Y a su vez, los debuts de los jóvenes  Hernán Palazzo y Valentín Aguirre, ambos con respectivos Toyota y Nicolás Moscardini.

Dentro de los equipos privados que han retornado para el necesario fortalecimiento del parque automotor, para destacar los desembarcos del Midas Racing, a cargo de los Toyota de Ricardo Risatti y Aguirre y de la estructura particular que montó Luciano Monti que atiende el Cruze de Manuel Urcera). El capacitado y empeñoso Monti, se embarcó en un proyecto con aspiraciones, tras su desplazamiento del equipo Chevrolet para dar lugar al arribo de Alberto Canapino como jefe técnico. 

Sobre el Chevrolet, Agustin Canapino con nueva decoración, escoltó a Matías Rossi en las comunitarias. El arrecifeño asoma como gran protagonista del fin de semana.

 Como el TC, el Súper TC 2000 vivió una angustiosa espera y en su caso, más extensa. Por eso ha sido positivo el primer paso del fin de semana en el Gálvez, para encarar el futuro de un campeonato que tiene la incertidumbre de los escenarios a visitar, ante las restricciones por la pandemia. La idea predominante es realizar 10 fechas con 12 finales. Se verá. Por ahora arrancaba con la fecha inicial que el sábado tiene entrenamientos, clasificación y la carrera clasificatoria, y el domingo cierra con la final.

Por fin después de nueve meses, el Súper TC 2000 vió la luz Enhorabuena.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre