FUE UNA DESGRACIA, PERO CON MUCHA SUERTE.

Y esto queda más que claro si mirás cómo quedó el Chevrolet de Martín Serrano luego del impresionante golpe que se pegó, en la final del TC, contra el paredón del curvón peraltado de Paraná, con un auto que, por unos momentos, montó su parte trasera sobre la protección. El palazo, que fue muy fuerte y que hizo temer por la integridad de Serrucho, sólo arrojó como consecuencia sólo un auto muy dañado.

Mirá el video:

SpeedAgro

“Lamentablemente, cuando veníamos avanzando, se rompe algo cuando estoy doblando el curvón, y el auto salió despedido a la pared. Fue un golpe muy grande, pero estoy bien más allá de algunos dolores lógicos de semejante golpe. Ahora, a realizar las evaluaciones de porqué se dio el golpe, qué fue lo que se rompió, y reparar los muchos daños que tiene el auto tanto en la parte delantera como también la trasera”, contó el de Pablo Nogués.

Lo cierto es que este palazo despertó, tal como había ocurrido con Matías Milla en el Súper TC 2000, la solidaridad de otros pilotos, siendo Johnnito De Benedictis el primero en proponer colaborar con Serrano para que pueda recuperar lo antes posible su auto.

Y fue muy buena la recepción a la propuesta del necochense, a la que se sumaron Martín Ponte, Matías Rodríguez, Diego De Carlo, Bernardo Llaver, además de muchos fierreros que quieren aportar su granito de arena para colaborar con Serrano. Por eso, se abrió una cuenta en un banco para que, sea cual sea, el que quiera pueda hacer su aporte. Tomá nota:

 

Foto: gentileza Darío Gallardo.

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre