OTRO MAESTRO ARGENTINO.

A dieciocho años de la hazaña de Juan Manuel Fangio, otro nombre argentino se inscribió en la lista de ganadores que muestra el historial del Gran Premio de Alemania, de las épocas en que se corría en el verdadero y mítico circuito de Nurburgring. Ese Nurburgring de 22,800 Km con infinitas curvas y riesgos.

El primer domingo de agosto de 1975, Carlos Alberto Reutemann sumó sobre el Brabham BT 44 B su cuarta victoria, la que sería la ultima con el equipo que tres años antes había permitido su debut en el Campeonato Mundial de Fórmula 1. No tuvo ese triunfo en el circuito alemán, las características de contundencia que habían mostrado sus anteriores éxitos en Sudáfrica, Austria y Estados Unidos. Por el contrario, Lole contó ese día con esa dosis de fortuna, que varias veces le había faltado para concretar una victoria.

Mirá, deleitate con las imágenes de ese inolvidable día para el Lole.

 

Desde su décimo lugar de partida, Reutemann mantuvo un buen ritmo y fue aprovechando los distintos inconvenientes, especialmente de neumáticos, que le quitaron del camino los escollos de Tom Pryce, James Hunt, Patrick Depailler, Clay Regazzoni y fundamentalmente Niki Lauda quien sobre la Ferrari 312 T parecía encaminarse a una cómoda victoria, hasta que en la décima vuelta entró a boxes para cambiar neumáticos.

Reutemann asumió el liderazgo de la carrera, y transitó con comodidad los últimos cinco giros para recibir la bandera de a cuadros con 1m37s 7/10 de ventaja sobre el sorprendente Williams FW 04 de Jacques Laffite. Fue el primer podio para el constructor inglés y para el piloto francés. La remontada de Lauda le alcanzó para completar el podio. Un año más tarde justamente el grave accidente del austríaco, cerraría la historia del viejo Nurburgring en el Mundial. Una historia en la que Carlos Alberto Reutemann tiene su capítulo triunfal.

 

Foto portada: gentileza granpremioonline.com.ar

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre