A 40 KILOMETROS DE DONDE NACIÓ

En su casa, en Hockenheim, Sebastián Vettel dilapidó una chance enorme para ganar en el gran premio de su país,  Alemania, de escaparse en el Mundial de Fórmula 1, y por si fuera poco, dar una prueba de carácter ante una pista que se había puesto muy resbaladiza por la lluvia, y con Lewis Hamilton que lo acechaba después de largar por la retaguardia, 14º.

Sin embargo falló y lo pagó con el despiste que lo dejó con las manos vacías y una enorme bronca y frustación. Y para Ferrari, lo que pudo ser 1-2 con Kimi Raikkonen “obediente” al dejarlo pasar luego de las indirectas recibidas por radio desde el equipo, quedó transformado en el tercer puesto de Kimi y el sorprendente 1-2 de Mercedes, Hamilton ganador y de nuevo al frente del campeonato y su fiel escudero, Valtteri Bottas a sus espaldas.

SpeedAgro

“El mío fue un pequeño error con un gran impacto en la carrera. Me frenó un poco demasiado tarde y me quedé atrapado, estoy muy decepcionado”.

El “pequeño error”, lo admitió Vettel en Twitter. En Italia, lo criticaron con dureza…

Foto: Scudería Ferrari

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre