NO TUVE NINGUNA NEGOCIACION

CON URTUBEY

Por Miguel A. Sebastián

Como el negro de la kermesse , el ex rubio y ahora canoso Felipe McGough es el blanco de la principales críticas que desde distintos flancos, se disparan desde que se ha conocido la cruda realidad que muestra que pese a todo lo dicho y prometido, por McGough, Peter Windsor y compañía, finalmente José María López se queda sin lugar en la Fórmula 1.
Le han dado para que tenga a Felipe, quien desde Estados Unidos, y mientras junto a Víctor Rosso, otro apuntado, busca conseguirle un puesto de tester en el Campos al deprimido Pechito, respondió, a las duras acusaciones de Alejandro Urtubey. El salteño lo calificó de ser “un inepto y mentiroso que le arruinó la carrera deportiva a Pechito…”. Fuertes conceptos del mandamás del Top Race, herido tal vez más en su alto orgullo, por supuestos engaños y ocultamientos de información en los manejos de las negociaciones, que en su generoso bolsillo encontraron respaldo, y por lo que debió desembolsar la nada despreciable suma de 230.000 dólares como adelanto de un aporte mayor.

Foto prensa J. M. López……………………………………
Tiempos felices. McGough, Pechito, el tan mentado Windsor en el US F1. Ya fue.
SpeedAgro

“Por lo menos me parece una falta de respeto lo que dijo Urtubey. No puede saber si soy buena o mala persona, si apenas lo ví tres veces”, retrucó McGough desde Estados Unidos en diálogo telefónico con VisiónAuto (VA). Enseguida agregó, desde su óptica, otro importante dato al señalar que “no tuve ninguna negociación con Urtubey, todas las hice con el padre de Pechito, con quien sigo teniendo excelentes relaciones.
¿Por qué dice todo esto Urtubey,? Tal vez porque quiere salir del proyecto…”
Más conciso todavía ha sido McGough al opinar sobre los pilotos que criticaron duramente su participación, como lo hicieron Marcos Di Palma y Esteban Tuero. Ambos no desaprovecharon la oportunidad para recordar el fracaso de McGough, a principios de 1998 con la gestión de ubicar a Norberto Fontana en Tyrell, que parecía estar concretada hasta que se derrumbó. “Felipe y Víctor Rosso parecen que dicen cosas serias porque se ponen un traje de Armani, pero no son serios…”, disparó Marquitos con su ironía habitual. En tanto Tuerito se despachó también con dureza, “ni Felipe, ni Rosso están en condiciones de ser manager de López…”.
“No sé que se les pasó por la cabeza”, ha atinado a decir McGough. ¿Guardará palabras para las muchas explicaciones que deberá dar a su regreso a la Argentina?.

02-03-2010

Jeluz | Productos Eléctricos

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre