DEL SUEÑO A LA TRISTEZA.

El monegasco quedó ahí nomás de la gloria. El tercer puesto en Bahrein, fue demasiado poco para Charles Leclerc. La primera y soñado gran victoria en Fórmula 1, en apenas su segundo gran premiocon Ferrari, se le frustró cuando la pérdida de potencia del motor, cuando sólo faltaban ocho vueltas, le impidió mantener la punta.

La mente, la mirada puesta en lo que vendrá.

Si hasta el mismo ganador, Lewis Hamilton al frente del 1-2 de Mercedes con Valtteri Bottas como escudero, reconoció que el ganador debió haber sido Leclerc, al final de cuentas ocupante del tercer escalón del podio. El chico sobre el que Ferrari echó el ojo y lo contrató, ratificó que es un diamante en bruto y, además, le ha generado a la F-1, una de las cuotas extras de atracción que busca con afano. Leclerc a los 21 años recién, es en sí mismo, eje de atracción, como los que son distintos.

SpeedAgro

Mirá estas imágenes y el breve análisis del reconocido periodista español

La pérdida de potencia en la Ferrari hizo que el día se convirtiera en «muy, muy triste” para mí y para el equipo que hizo un gran trabajo. La falta de velocidad que tuvimos en Australia fue rápidamente solucionada, y en Bahein, fuímos muy rápidos; pero tuvimos muy mala suerte”, entendió Leclerc, autor de la pole y que debido al ingreso del auto de seguridad en los giros finales, pudo salvar el tercer puesto.

“A pesar de todo -entendió-, tuve suerte dentro de la mala suerte y conseguí subir al podio, así son las carreras de autos; ahora hay que pensar en la próxima, estoy seguro que contraatacaremos”

Ante el podio que visitó por primera vez en F-1, analizó Leclerc, «debió dejarme contento por ser la primera vez, pero no miro el resultado sino el potencial…».

 

 

Fotos: Twitter Leclerc.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre