MENOS VUELTAS Y MENOS KM

Como en la edición 2014, esta vez los 200 Km de Buenos Aires no fueron 200 Km. en la pista. Vale aclarar que a diferencia de hace 4 años, esta vez no hubo ni lluvia, ni autos de seguridad, ni ningún otro inconveniente que pudiese complicar el recorrido original. Todo anduvo bien, pero la bandera a cuadro cayó sobre el Fluence de Facundo Ardusso, cuando “apenas” se habían cumplido 54 de las 60 vueltas anunciadas y un recorrido de 180,198 Km Es decir 6 giros y 20 Km menos que los 200,220 establecidos. Parecen pocos pero vista la cuestionada confiabilidad de los autos, bien pudieron haber cambiado la historia de la carrera y también del campeonato.

No hubo mayores problemas en las detenciones para cambiar piloto y neumáticos que formaron parte de las distintas estrategias de los 200 Km que finalmente fueron 180.
SpeedAgro

“Seguramente hubo un error de cálculo, habrá que tenerlo en cuenta para el próximo año…”, intentó explicar Facundo Chapur con la ligereza que suelen tener sus conceptos. Igual resultó lo más válido en la conferencia de prensa de los integrantes del podio, donde desde el aire soberbio que le señalan quienes lo conocen, el uruguayo Santiago Urrutia, el mismo que apenas corrió un par de carreras en el Súper TC 2000, le cuestiono a visionauto el tratamiento del tema, argumentando que “a la gente no le importa si se corren 200 Km o si se corren 180…”

Por encima que a la gente le importe o no, aunque debería importarle simplemente por exigir lo que se le ofrece, quienes organizan el espectáculo deben cumplir con lo anunciado. ¿O en el fútbol en vez de los tradicionales 90 minutos a veces se juegan 80 y el público se va sin reclamar?. En este caso, el Súper TC 2000 debe cumplír lo ofrecido más que nunca ya que se promociona la carrera con el pomposo título de 200 Km. “Es sólo como modo de promoción”,  se oyó decir como tan tibia como inaceptable explicación.

El publico respondió a la propuesta del Súper TC 2000 y pobló las tribunas del Gálvez. Un aliciente para la categoria en su nueva etapa institucional.

Si como dijo Chapur hubo un error de cálculo, resulta inaceptable en el nivel de profesionalismo en que dice moverse la categoría. Inicialmente la alternativa reglamentaria a las 60 vueltas eran 80 minutos, que luego fueron reducidos 75. Un margen que para cumplir íntegramente el anunciado recorrido de 200 Km, sin contar intervenciones del auto de seguridad, obligaba a los pilotos de punta a girar a un ritmo de 1m15s por vuelta, o sea casi cuatro segundos menos de la pole (1m18s696) lograda el sábado por Ardusso. Imposible por cierto como con cierta ironía y exageración reconoció Julián Santero al comentar que “para eso tendríamos que haber andado sobre un  Fórmula 1…”

No era necesario tanto. Simplemente alcanzaba con cuentas más precisas y realistas, si es que realmente se deseaba respetar la distancia de 200 Km,  y con una ampliación del tiempo previsto para el desarrollo de la carrera. Por ejemplo haber comenzado media hora antes y extender  el plazo máximo de carrera al menos a 90 minutos. Algo posible ya que la carrera del Súper fue su única actividad dominical en pista. No pudo ser. Seguramente prevalecieron las urgencias y estrechez de los tiempos televisivos que en este caso no podían obviar las imágenes del podio donde el vicejefe de gobierno de la ciudad Diego Santilli entregó los trofeos a los ganadores.

Todo esto no desluce el impecable y merecido triunfo del binomio Ardusso-Altuna. Simplemente recuerda que si se anuncian 200 Km, se deben correr 200 Km. Así de simple.

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000 y Mónica Paz

Jeluz | Productos Eléctricos

3 COMENTARIOS

  1. miguel, ustedes no lo pueden decir por obvias razones, pero nosotros los tuercas si. esto fue impresentable e intolerable. se jugaron a que entraba al menos un auto de seguridad? le tenían miedo a los motores? le erraron el calculo nomas? no lo se, pero a este nivel no pueden hacer lo que hicieron. error grosero.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre