UNA CAIDA INOPORTUNA

“Se esfumó mi sueño por el Dakar y perdón a toda la gente que confió en mí. No tengo palabras para expresar lo que siento”

VisionAuto

Con estas palabras Kevin Benavides oficializó su deserción de la edición 2017 del Dakar luego de la operación que se le efectuó en Salta en su mano derecha, lesionada en la caída que tuvo en Uyuni, Bolivia, durante su jornada final de entrenamiento. Dicha caída, al tropezar con una cortada que no estaba marcada en la hoja de ruta, le provocó un fractura del escafoides, un sensible hueso de la mano. Para favorecer  la recuperación se le colocaron siete clavos.

La victoria en el Desafio Ruta 40 fue una de las alegrías de Benavides en una temporada que lamentablemente terminó con la caída que lo dejó afuera del Dakar.

 

No es una baja más en el lote de pilotos argentino que ya ha tenido otras por motivos economicos. Es la baja más importante porque tras su gran debut en el Dakar de este año (llegó cuarto en su debut), su excelente temporada (venció en el Rally de Merzouga y en el Desafìo Ruta 40), su integración al equipo oficial Honda HRC, el motociclista salteño había creado muchas expectativas de ser el primer argentino con buenas chances de luchar por la victoria o un lugar en el podio en la exigente y riesgosa competencia de las motos.

Ya habrá otra oportunidad. Vamos Kevin y a pensar en el Dakar 2018.

 

Por el equipo de VA

Fotos: facebook kevin benavides y Mónica Paz.

1 COMENTARIO

  1. Kevin ya no tiene nada que demostrar, es un verdadero crack. Ahora a recuperarse tranka y luego volver al ruedo que hay mucha gloria esperándolo.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre