DOS CHICOS QUE SE LAS TRAEN.

Son Ian Reutemann (18 años) y Nicolás Moscardini (20), Por algo los convocó Toyota para el equipo Junior atendido por Claudio Pfening en su taller santafesino, en Humboldt. Debutan el 11 de abril en Oscar Cabalén en la tercera del campeonato de Súper TC 2000.

«»Son dos pilotos con mucho futuro»,señaló Dario Ramonda en el centro, flanqueado por Moscardini, Reutemann, Claudio Pfening y el presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero.

“Me parece un sueño. Ni lo imaginaba hace dos años, cuando estaba en el TC Pista Mouras”, dice un entusiasmado Ian, quiem con el nuevo trabajo casi no dispone de fines de semanas libres, dadas sus otras participaciones en Top Race y TC Pista. Esta última lo deja en la antesala del TC, donde piensa llegar en un par de años.  Si la concretara, habrá nuevamente un Reutemann en la popular categoría luego de más de medio siglo, recordando aquellas esporádicas intervenciones de Lole en 1968/69 sobre el Falcon angostado.

De pocas palabras pero de conceptos firmes, Ian es terminante en la respuesta ante la inevitable pregunta sobre si semejante apellido significa un presión en su campaña.

“En absoluto me presiona llevar el apellido Reutemann, corro porque me gusta. El parentesco con Lole es lejano, y viene por el lado de su papá y mi bisabuelo que eran primos. Además no tenemos mucho contacto, sólo lo vi personalmente una vez”, responde sin otros detalles ni muchas ganas de seguir hablando del tema.

Moscardini también es cultor del bajo perfil, pero con una mayor locuacidad que su nuevo compañero de equipo.

Ian Reutemann y Nicolás Moscardini son dos buenas incorporaciones del Súper TC 2000. Correrán los Toyota que en el campeonato anterior atendió el Midas Competición.

“A veces las cosas no se dan por algo…” , reflexiona ante visionauto a propósito de sus frustrados intentos por quedarse en Honda e incorporarse a Renault o Chevrolet, que precedieron al desembarco en Toyota. Nico la califica como “la mejor opción”, porque según considera “estoy en un equipo que dispone de los mismos medios y trabaja en conjunto con el oficial. Además tengo la oportunidad de ver y aprender de compañeros del nivel de Rossi, Barrichello y Santero”.

A diferencia de Reutemann, Moscardini sólo lo vas a ver en el Súper TC 2000. “Me gustaría hacer otra categoría, pero no tengo presupuesto”, lamenta el platense que en cambio afronta la oportunidad con un año de experiencia en el Súper, frente al debut absoluto de su compañero.

Ian Reutemann y Nicolás Moscadini. Dos apuestas de Toyota a la juventud, que impulsadas por respectivos aporte económicos de los pilotos, busca levantar al alícaido Super TC 2000, necesitado de autos, y también de jóvenes con proyección.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre