LO CORRIERON DE ATRÁS.

Transformando la bronca por la exclusión en Concepción del Uruguay en ganas para demostrar que el Corolla tenía con qué, Jonatan Castellano le dio una verdadera paliza a todos y se impuso de punta a punta en Posadas, donde la Clase 3 del Turismo Nacional llegó a la mitad de su campeonato.

El Pinchito dejó atrás la bronca por aquella exclusión y su amague de dejar la categoría, mostró todo el potencial del Toyota e hizo de la final un monólogo aunque, es verdad, hubo lucha y de la buena detrás de él y de su compañero y escolta, Fabricio Pezzini. Porque, de a grupos, hubo roces y autazos a raudales. Así, Sebastián Gómez aguantó con el Cruze y terminó 3° luego de batallar contra el Focus de Emanuel Moriatis. Detrás, Leonel Pernía los miró expectante con el Civic pero se dio cuenta de que el 5° lugar le servía para algo clave: ser el nuevo líder. Es que Facundo Chapur no sólo penó con el rendimiento del C4 Lounge sino que, además, dio y recibió varias veces para quedar con un auto bastante dañado y con el que rescató un 12° lugar.

El Pinchito le dio una verdadera paliza a sus rivales.
SpeedAgro

“Teníamos que lidiar con los 30 kilos de lastre que nos quedaron del triunfo pasado y así y todo fuimos competitivos tanto serie como final, donde tenía la tranquilidad de tener a Fabricio (Pezzini) para hacer un ritmo rápido y escaparnos. El objetivo es seguir siendo competitivo y seguir ganando carreras. Es una lástima haber arrancado tarde el campeonato, contó el Pinchito. 

Chapur, por su parte, fue clarito a la hora de describir su carrera: “Iba mucho de trompa y se hizo difícil aguantar a los otros que venían sin inconvenientes. Cada auto que nos llegaba al culo, nos pasaba. Pero no queremos desesperarnos, el equipo no tiene buenos antecedentes en este autódromo”.

El Tanito no se metió en peleas riesgosas y se llevó un quinto puesto y la punta del campeonato.

El que se fue trinando de Posadas fue el campeón Mariano Werner, que antes de la final se quejó de los cambios reglamentarios que afectaron claramente el rendimiento de su Fiat Tipo y, en carrera, tuvo problemas varios que le hicieron perder dos vueltas y no cosechar puntos, al igual que su compañero Matías Muñoz Marchesi. “De arranque se le para el auto a Bessone, no lo pude esquivar, se golpeó el frente del auto y se trabó el acelerador, lo que me obligó a entrar a boxes porque era muy riesgoso seguir así. Acomodamos lo que estaba tocando y salí a pista pero ya sin chances de pelear”, explicó el entrerriano.

Pero lo más picante de Mariano fue su queja sobre los cambios reglamentarios: “No entiendo los cambios reglamentarios. Una vergüenza, todas las fechas un reglamento nuevo. Una locura. Con este reglamento no podemos hacer demasiado. En Concepción el Toyota nos sacó un segundo y nos sacan a nosotros”. Enseguida Moriatis, otro de los que a principio de temporada pataleaba por el reglamento, le retrucó que “no coincido con Werner. Se habían mal acostumbrado ellos, les ponían los kilos y seguían andando rápido”. Muy teceísta la cosa, ¿no?

Contrariado por los cambios de reglamento, Werner tuvo una fecha para olvidar rápidamente.

Pasada la mitad de la temporada, el Tanito es el nuevo líder con 136 puntos, seguido por Chapur con 128,50, Werner 115, Moriatis 109,50 y Santero 104,50. En Termas de Río Hondo, el 5 de agosto, la próxima carrera.

 

Fotos: prensa APAT.

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre