UNA GRAN OPORTUNIDAD

“Si tendríamos que elegir una carrera para ganar, sería ésta de San Nicolás”

SpeedAgro

No fue éste el único sincericidio que cometió Néstor Girolami sobre el ansiado deseo particular y del equipo Peugeot de inaugurar el Autódromo de San Nicolás, coincidentemente la ciudad que es sede del equipo de Ulises Armellini, con esa victoria que se le ha negado en esta temporada, la más pobre en los últimos años para la marca francesa.

La exclusión de los Renault no alcanzó las pruebas de clasificación y esto le permitió a Ardusso mantener la pole y sumar 2 puntos.

También el analítico Bebu explicó el salto de calidad de los hasta esta fecha erráticos Peugeot 408 con un “por primera vez sentí muy bien el auto” que se hizo incisivo al agregar que “no tuvimos problemas de motor, como en otras carreras donde nos tocó un motor malo. Esta vez, no nos tocó un motor malo…”

El reconocimiento de Bebu sobre el particular sorteo de motores desempolvó, en medio de la euforia de la categoría por la buena concurrencia sabatina, un polémico tema que acompañó la temporada del Súper TC 2000. “No debería pasar que te toque un motor malo pero pasa porque hay motores buenos, motores mas o menso y motores malos…” asegura Girolami aunque en seguida aclara que “se está trabajando para mejorarlo”

Carlos Zarlenga (presidente de General Motors y Jorge Maiquez (director deportivo) anunciaron la continuidad de Canapino hasta 2020 y la de Llaver por el 2019. Ademas el Titan realizará el martes una una prueba sobre un simulador del Cadillac de IMSA en Houston.

Girolami escoltó a Mariano Werner en el cómodo 1-2 de Peugeot en la carrera clasificatoria, que confirmó lo intuido luego que los recargos relegaron a Facundo Ardusso y Leonel Pernía, los pilotos de Renault que en ese orden dominaron la clasificación, reafirmando la opinión generalizada de sus rivales, incluido los de Peugeot, que “los Renault están un escalón por encima del resto.” ¿Habrá sido por esto que ya avanzada la tarde y dos horas después de terminada la carrera clasificatoria, el ambiente se conmovió más que con las contadas gotas de lluvia que cayeron, con la noticia de la exclusión de todos los Renault.

Una sensación de incredulidad invadió el box del equipo Renault al conocerse la noticia. Según se informó el motivo de la exclusión fue la existencia de agujeros no permitidos en el sistema de regulación de los pisos de los Fluence de Ardusso, Pernía, Spataro y Moggia. “Y ahora habrá que remar desde atrás, no queda otra” fue la resignada reflexión de Ardusso, quien recién bañado llegó al box para enterarse de la mala nueva. Encontró gente tan sorprendida como él.

Werner y Girolami anticiparon que por encima del resultado individual la prioridad es el triunfo que Peugeot necesita. Pernía pretendia darle lucha hasta que la exclusión le quitó la posibilidad al mandarlo al fonde la grilla.

Menos complicada que la tarea de Miguel Angel Guerra, como director deportivo de Renault para guiar a Ardusso y Pernia desde las últimas posiciones (¿habrá orden de equipo  recordando que Facundo quedó a sólo 6 puntos de Canapino mientras que Pernía está a 19), aparece la posición de Ulises Armellini, su colega de Peugeot, sobre su decisión para encarar una carrera que con sus dos pilotos largando en las dos primeras posiciones le quedó más servidita tras las exclusiones de los Renault. Werner y Girolami  son conscientes que tienen la esperada ¿y elegida? oportunidad para el triunfo esquivo y no pueden desaprovecharla.”Si nos tocamos entre nosotros y la desperdiciamos, vamos a  tener que salir de noche del circuito” estimó Bebu con una dosis de ironia.

Nadie lo imagina. Si, muchos intuyen el primer rugido triunfal de los Leones, justamente en el lugar que como bien reconoció Girolami hubiesen elegido…

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre