“ME PONGO LOS AURICULARES y empiezo a caminar. Voy y vengo de un lado a otro de mi box: la concentración y los nervios se mezclan en mi cabeza”.

 

Paoloni. El festejo en lo más alto del podio, el que todos buscan.
VisionAuto

 

“Veo gente correr de un lado a otro, el ingeniero va y viene con planillas, es una imagen recurrente a esta altura de un fin de semana. Por arte de magia en un momento determinado se calma todo, como la calma que antecede a la tormenta; ahí siento que me tocan el hombro y me dicen: “Fede, arriba, quedan 10 minutos…”.

“Agarro mis cosas, me empiezo a cambiar y a preparar, subo al auto, me acomodo, ato los cintos, me fijo que esté todo bien mientras veo la gente afuera, es todo nerviosismo; unos me sacan fotos y te saludan. Intento estar tranquilo, pero el que te dice que lo está, te está mintiendo…”.

“Abren la radio y habilitan la salida, en ese momento se empieza escuchar un armonioso pero infernal sonido; la adrenalina empieza a subir y sentís como el corazón late cada vez más rápidos, salgo a pista”.

“Acelerar este monstruo es lo que hace que uno lo disfrute, es como sentirse vivo; mi corazón late a las mismas revoluciones a las que va el motor. Testeo todo y llego a la grilla, ahí pasan los minutos más largos de mi vida, sólo te imaginás situaciones hipotéticas que sabés que son muy difíciles que pasen. Te dan la orden de largada, y hacemos la vuelta previa y engrillamos”.

“Largamos de a dos, a la par, entre 34 autos a 200 km/h. La verdad es que no tenés tiempo para pensar mucho, es pura improvisación: vos sabés lo que querés hacer, pero no sabés qué van a hacer los otros y eso es lo que más te incomoda. No está bueno equivocarse y tener accidentes a esa velocidad, lo puedo asegurar”.

“Mental, física y psicológicamente una carrera de autos te destruye, no podés aflojar ni un segundo en ningún lado; donde te desconcentraste, te pegás un palo. Donde te cansaste, terminás último. Hay que tener en cuenta algo: todos los pilotos son mercenarios, si te pueden pasar y tirar a la mierda lo van a hacer, porque esto así. Acá, lo único que sirve es ganar; si sos segundo, solo se acuerdan de vos tu novia y el perro y eso también nos presiona. Así son las reglas de juego”.

“Te alegrás porque ganás, pero también porque los otros pierden; pero ganar una carrera de autos es uno de las sensaciones más lindas que he experimentado en mi vida. Es un momento en el que te sentís invencible, porque no es sólo que vos ganás, si no que todos los demás pierden y, aunque suene egoísta, uno lo disfruta”.

“Vaya si se trabaja mucho para lograr ganar una carrera, hay siempre más de 30 autos que van todos por lo mismo, y es muy cambiante. Un día estás muy arriba y al otro estás abajo, pero es parte de esto, por eso el esfuerzo es muy duro para siempre andar lo mejor posible”.

“El éxito es para uno sólo y el campeonato es uno, no hay chances de pelear en varios frentes. Es un deporte difícil, donde sobreviven los fuertes de cabeza: tenés que creerte que sos el mejor y que vas a ser el mejor de todos. ¿Por que? Porqué eso es lo que te hace seguir soñando y te dan más ganas de correr; si no, te dan ganas de dejar todo al primer momento. Es un deporte en el que perdés muchísimas veces más de las que ganás, y para tolerar eso tenés que ser muy fuerte mentalmente”.

“Esto que digo, a su vez te va formando cierto carácter. En el ambiente se dice que los pilotos no van para atrás ni para tomar impulso, y es así: no nos gusta perder en nada. Vas aprendiendo a tomarte todo muy en serio. No se corre todos los días, las carreras son cada un mes y tenés que aprovechar esa oportunidad; eso a uno lo va marcando, de igual modo que el trato con la gente: siempre es distinto”.

“Cuando alguien se entera que corrés en autos, te mira como un extraterrestre o alguien raro. Después se van dando cuenta que es algo normal y que está copado, pero la primera impresión siempre es de extrañeza. Más allá de que nuestro carácter no nos ayuda: de tolerantes y pacientes no tenemos nada”.

 

Por Federico Paoloni (piloto de TC Mouras)
Fotos: prensapro.com

2 COMENTARIOS

  1. Muy bueno!!! no se si sera que extraño las carreras o que, pero me hizo vivir todo en primera persona, piel de gallina!! felicitaciones!!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre