OJO CON ESTE CHICO

Se llama Rudi Bundziak y es el flamante y merecido campeón de la Fórmula Renault. Muestra la frescura de sus 18 años pero también una actitud de respeto y educación que revela una maduración que es no es fácil encontrar en los chicos de su generación. Además tiene claro que el automovilismo no lo es todo en su vida. Por eso unos días antes de viajar al Cabalén para definir el título de la Fórmula Renault pidió adelantar los exámenes que le faltaba para terminar su estudios secundarios  Aprobó todos al igual que el ingreso para cursar desde el año que viene en Buenos Aires la carrera de abogacía.

Sobre uno de los Tito de Litoral Group, Bundziak forjó su título con efectividad y regularidad.
SpeedAgro

 

“Quería estar tranquilo para enfocarme en la posibilidad de ganar el campeonato”  le contó a Visión, sin abandonar la felicidad pero tampoco la tranquilidad, este misionero nacido en Puerto Iguazú, el 9 de octubre de 1998 y que debe el extraño sonido de su nombre y apellido a sus antepasados polacos. Habló con naturalidad ante la orgullosa mirada de sus padres responsables con su esfuerzo personal y económico de que pese a un antiflama azul virgen de publicidades, haya podido completar a temporada en una categoría donde los equipos de punta tienen presupuestos  que no bajan de los 100.000 pesos por fecha.

Como tantos otros, el regalo de un karting de parte de sus padres cuando tenía 12 años, despertó  en Rodi el amor por la velocidad que hasta entonces se había manifestado como un hobby de vacaciones. El “vamos a  competir” lanzado por su padre fue el impulso que necesitaba para iniciar una campaña enriquecida por títulos zonales en Argentina y Brasil. Esto lo alentó a dar el salto a la Fórmula Renault.  Enseguida mostró que no era apresurado cuando el año pasado en Oberá en su sexta carrera, subió al podio al llegar tercero detrás del experimentado Marceo Ciarrocchi y el campeón Martín Moggia. Fue el anticipo de lo que vendría este año con el título, producto de esos 6 triunfos,  5 poles y 10 podios, que sobre uno de los autos del Litoral Group lo mostraron con la efectividad que le falto a Emiliano Marino y la regularidad que no tuvo Gastón Cabrera, sus dos rivales en la lucha por el campeonato. Su coronación con un segundo y cuarto puestos en las carreras finales opacó el doble victorioso de Ricardo Rolando.

 

Misionero como Bundziak, el presidente del Súper TC 2000 Antonio Abrazian felicitó al nuevo campeón en el podio.

“Busqué este título desde el inicio del campeonato” reconoció Bundzi, el segundo misionero (el anterior fue Rafael Morgenstern en 1991 y 1992) en coronarse en la Fórmula Renault y el cuarto en lograr un título a nivel nacional en categorías de pista en una lista que integran Carlos Míguez (clase 2 de Turismo Nacional en 1995) y Carlos Okulovich (clase 3 de Turismo Nacional en 2010).

“La idea es pasar al TC 2000”  anunció Rodi  sobre un futuro, donde en algún momento hubo un deseo de proyección internacional  relegado, “por ahora” ,  como aclara, por los altos costos Igual un posible salto al TC 2000 ó Turismo Nacional, donde también tuvo ofertas, lo obligarán por lo menos a duplicar el presupuesto manejado en la Fórmula Renault.

Ricardo Rolando concreta su doblete tiriunfal en el Cabalén. Le sirvio para quedar 4º en el campeonato detrás de Bundziak, Marino y Cabrera.

 

“Vamos a trabajar para conseguir ese presupuesto, porque quiero seguir progresando en el automovilismo” proclamó Rodi, poseedor de una gran fortaleza mental que como confesó le hizo superar los momentos complicados que pasó en la parte inicial del campeonato. Leamos su receta:

“Cuando las cosas no salen, trabajo el doble para lograrlas porque creo que es la única manera de mejorar…”

Ojo con este chico, es  un campeón para seguir con atención.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Alta Gracia, Córdoba),

Fotos: AIF y formulas-argentianas.com.ar

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre