MONOPLACISTA POR EXCELENCIA, si bien sus máximos logros en el automovilismo los consiguió en autos con techo.

Pechito. Facha y pilcha nueva, la del DS Virgin Racing;

 

A José María López a los 33 pirulos pero afilado física y mentalmente como uno de 20 y pico, las vueltas de la vida y su tan exitoso y demoledor derrotero desde que llegó a Europa por la revancha en 2014, para sumarse al Mundial de Turismo como oficial Citroen, lo llevaron a poner en sus vitrinas dos copas de campeón del mundo de WTCC, mientras le va haciendo lugar para colocar la tercera cuando culmine esta temporada y también se cierre el ciclo oficial de Citroen.

SpeedAgro

Asimilado en el tiempo aquellos duros reveses cuando quedó al margen del programa de jóvenes pilotos de Renault, luego ser probador del F-1, y de formar parte sin resultados del elenco de la GP2 Series (antes Fórmula 3000), el retorno obligado y anticipado al país no pudo evitarlo.

Con el afán de olvidar aquellos malos tragos, se sumó al TC2000, luego al TC, Súper TC2000 y Top Race V6, con títulos en su mochila. Pecho sacudió la mentalidad de los colegas argentinos; “nos obligó a ir al gimnasio y a encarar el automovilismo de otra manera”, soltó por ahí un top 10 en su momento. Sí, desde ya, fue así.

Tan fuerte fue su huella que cuando surgió la posibilidad de reeditar el siempre latente sueño, alejado casi irremediablemente, de contar con un argentino sentado en un F-1, su nombre surgió en forma unánime. El vehículo para concretar el anhelo que parecía haber archivado fue un equipo nuevo que nunca dejó de ser virtual para convertirse en algo tangible y concreto; el USF1.

 

La vuelta a los monoplazas, este es el auto que va a manejar Pecho

 

¿Te acordás?, también recordarás el pomposo anuncio nada menos que en la Casa de Rosada y la sonrisa de un personaje que nos enojó y mucho hasta el día de hoy, Peter Windsor, periodista, presunto manager del USF1, gran amigo de Carlos Reutemann en la época dorada del Lole en F-1. Varios se encolumnaron detrás del proyecto, el Automóvil Club Argentino; sí el ACA; Alejandro Urtubey mandamás del TRV6 que peló la billetera y desembolsó para nunca recuperar, el mismo padre de Pechito, Pecho grande; en las gestiones Víctor Rosso y Felipe McGough, otra vez como sucedió cuando empujó para que fuera Norberto Fontana el argento sentado en un F-1. otro intento culminado en fracaso y polémica.

Rosso, el hombre que que hizo posible que el cordobés, apenas regresado, contara al año siguiente de un Honda Civic para TC2000 con el que primero sorprendió y después cosechó triunfos y envidias. Urtubey, del TRV6. El ACA se movió como nunca y por aquellos días se vivía casi como en un cuento de ciencia ficción. Hasta que todo se diluyó ante un proyecto carente de seriedad.

2013 fue el año bisagra, en la primera visita mundialista del WTCC a Termas de Río Hondo, la que afrontó sin demasiado convencimiento pero que cobró forma merced al empuje incondicional de su padre José. En un BMW de segundo nivel, les mojó la oreja a los mejores y ganó la segunda carrera.. Fue el punto de partida para el segundo intento en el exterior a partir de 2014 y como uno de los pilotos oficiales Citroen, que ya sabés como fue derivándose y, presumiblemente como finalizará la tercera temporada de 2016.

Demoledor, dejó atrás a todos en el WTCC, recuperó prestigio afuera, reconocimiento, elogios de sus pares y del mundo del automovilismo. El alejamiento de Citroen como equipo oficial una vez finalizada el presente campeonato, abrió el abanico de especulaciones y versiones en torno a como seguiría. Pechito, cauto, siempre apuntó a priorizar su interés por permanecer bajo la órbita del Grupo PSA que alinea a Peugeot y Citroen.

Desde el 9 de octubre cuando comience la tercera temporada de Fórmula Eléctrica en Hong Kong, Pechito vuelve a beberse los vientos, a ver por donde lleva las ruedas descubiertas. Lo espera con ansias el E-Prix de Buenos Aires, el 18 de febrero; en el callejero de Puerto Madero ya conocido o en el circuito 5 del Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Donde sea, Pechito regresa a su gran amor.

 

Por Carlos Saavedra

Fotos: DS Virgin Racing

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre