CUESTION DE PUESTA A PUNTO.

¿Cuánto vale la experiencia de Alberto Canapino en el Turismo Carretera? ¿Se puede poner en números? ¿Quién podría pagar eso que está entre las dos orejas del experto de Arrecifes?

Los veteranos lo recuerdan con la campera violeta de su primer título en el TC, hace casi un cuarto de siglo, en 1994. Los éxitos con el Flaco Traverso se encadenaron luego con los conseguidos junto a Guillermo Ortelli, y ahora han llegado los logros de Agustín, su hijo.

“El automovilismo es una actividad tan difícil, que para alcanzar el éxito se necesita que todo funcione al 100 por ciento. A veces me preguntan qué porcentaje tiene el piloto, el auto, el equipo, en la victoria final. Yo digo que cada uno es un 100 por ciento, porque si alguna falla…”, ha explicado el veterano preparador en una entrevista que dio a la TV Pública.

Agustín Canapino, campeón 2018 de TC. El día que la lluvia hizo lo suyo para cambiar la historia
-publicidad-

El golpe de escena que protagonizaron los Canapino en San Nicolás, fue mucho más allá de la fortuna. Toda la hora previa a la final, fueron comunicándose vía Whatsapp con amigos en Rosario, Villa Constitución y en la zona, para estar seguros de que la tormenta llegaba, como llegó.

“Entonces, cuando se abrió la calle de boxes, el equipo cambió valores de espirales, de amortiguadores, de carga aerodinámica en apenas cuatro minutos. Sin esos cambios, las gomas de lluvia no habrían servido”, explicó.

https://twitter.com/AgustinCanapino/status/1071948916936065024

Canapino puso de manifiesto que en un TC actual, “hay al menos 700 variables de puesta a punto”, teniendo en cuenta los rangos de ajuste. No es cuestión de acertar con todas, pero sí con la mayoría y acreditar más aciertos que los rivales. La cifra habla de la complejidad de los autos actuales del TC, y de lo que se necesita para que funcionen.

Ahí están los tres títulos de Agustín, como para atestiguarlo.

Foto: ACTC Media

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Felicitaciones Campeon!
    Sos un orgullo para los hinchas de chevrolet y orgullo nacional, al permitirte ir a correr a daytona.

  2. El 50% del campeonato es del manu (ironías del destino, del que lo mandó al fondo del lote), el 25%es atribuible a la suerte (del que no tiene nada que perder) y el restante 25% es capacidad del equipo, en no solo colocarles las gomas de lluvia, sino de cambiarle angulos de barra, cargarlo más, etc. etc. en definitiva hacerlo competitivo en caso de condiciones de pista adversa.
    En las definiciones de campeonatos a veces intervienes factores ajenos a la lógica y el que capitaliza mejor ese combo es el que se lleva el trofeo.-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre