LLEGÓ CASI BAÑADO EN CHAMPÁN.

Desde San Nicolás con el título fresquito ganado en TC, se fue a Arrecifes y desde allí a Ezeiza. En Daytona, EE. UU, lo aguardaban Ricardo Juncos y su equipo para la primera gran prueba en el Cadillac DPI-VR de la clase mayor de la serie IMSA, que va a manejar en las 24 Horas de Daytona entre el 26 y 27 de enero venidero.

Agustín junto al impresionante Cadillac de IMSA.

Ni bien llegó se enfrascó en charlas técnicas con Juncos, su mano derecha técnica Ernie Gonella, y otros ingenieros para descubrir los primeros secretos del auto.

Y casi sin pisar el freno, al día siguiente, lo aceleró en Daytona. Y generó una muy auspiciosa impresión arriba del Cadillac administrando los 600 caballos de un tipo de autos completamenete novedoso para el arrecifeño, y en una pista desconocida, con el característico peralte en la recta principal que lo sorprendió.

-publicidad-

La sesión de pruebas organizada por Michelin, nuevo proveedor de neumáticos de la serie IMSA, fue aprovechada a full por el Juncos Racing, que también hizo probar a uno de los compañeros de Agustín, Will Owen. Los restantes te contamos, son Kyle Kaiser (corrió para Juncos en las 500 Millas de Indianápolis de Indycar en mayo pasado) y René Binder.

La última parte del ensayo inicial, se hizo por la noche para que Canapino también experimentara manejar en esa condición, que de por sí, se vivirá en las 24 Horas. El Titán hizo lo suyo, se hizo «amigo» rápidamente con el auto, giró en tiempos de los muy buenos, y había quedado encantado con semejante fierro.

El Juncos Racing con Canapino y Owen completaban la restante jornada de ensayos en Daytona.

 

Fotos: Prensa Canapino.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre