LA TECNOLOGÍA OFRECE posibilidades casi limitadas. Y Ford se pliega a este desarrollo para presentar una propuesta novedosa y muy atractiva.

Para usuarios que cuenten con su propia impresora 3D, la Tienda Ford 3D es la primera tienda online oficial de un fabricante de automóviles que ofrece archivos de impresión en 3D de vehículos, permitiéndole a los usuarios que impriman su propio Ford GT, el Focus ST, el Fiesta ST y el F-150 Raptor, además de otros 1.000 modelos. Además, Ford Motor Company emplea la impresión en 3D para reducir significativamente el tiempo de desarrollo gracias a la utilización de piezas prototipo que permiten a los diseñadores e ingenieros probar y refinar rápidamente una variedad de opciones.

“La tecnología de impresión 3D ha cambiado completamente la manera en la que diseñamos y desarrollamos nuevos vehículos. Podemos ser más creativos a la hora de intentar encontrar soluciones potenciales, y para el cliente esto supone que nuestros autos pueden incorporar lo último en diseño y tecnología más fácilmente”, asegura Sandro Piroddi, supervisor de tecnología rápida de Ford Europa. Y esto no es nada nuevo para la automotriz, ya que Ford adquirió la tercera impresora 3D fabricada en todo el mundo en 1988 y desde entonces imprimió 500.000 piezas en 3D, la más reciente es una tapa de motor para el nuevo Ford Mustang. Las impresoras actuales son más rápidas, más eficientes e increíblemente precisas. Los prototipos se utilizan para todo, desde piezas de motor a ruedas.

Elegí tu modelo favorito de Ford e imprimilo en 3D.

 

-publicidad-

Vos te preguntarás cómo se trabaja con esta tecnología. Te lo explicamos: el primer paso para dar vida a un diseño es un boceto creado por el equipo de diseño de Ford. Los modelistas hacen una copia a escala en arcilla y más tarde otra a tamaño completo con el mismo material para evaluar las proporciones y desarrollar el diseño. Paralelamente, los escultores digitales crean una maqueta mediante diseño por computadora (CAD). Se desarrollan los dos modelos en conjunto, teniendo en cuenta los puntos fuertes de ambas disciplinas. Mientras que algunas piezas se realizan en arcilla, los elementos más complejos o detallados se realizan generalmente de manera digital y, a menudo, se imprimen en 3D. Aquí es donde entra en juego el equipo de Prototipo Rápido, basado en la central europea de Ford en Colonia (Alemania). Esto servirá como plantilla para la impresora 3D. La robustez necesaria para la pieza prototipo determinará si se construye a partir de materiales incluidos el plástico, arena o metal. Capa por capa, se funden los materiales en la forma deseada utilizando un láser. Después de imprimir, el material sobrante se disuelve y se finaliza la pieza puliéndola o pintándola. La pieza, ya completa, está lista y se envía al estudio de diseño o instalaciones de pruebas adecuadas.

Y esta tecnología fue clave para llegar al nuevo super-auto Ford GT, empleándose en el desarrollo del colector de admisión del motor de competición EcoBoost. También, permitió probar cientos de diseños diferentes para el nuevo Mondeo Vignale. Entre las piezas prototipo fabricadas utilizando procesos de impresión en 3D están el diseño hexagonal único utilizado en la rejilla superior delantera, con bordes de aluminio,  la rejilla inferior, las barras cromadas y detalles de las puertas. También se imprimieron en 3D las llantas de aleación Vignale exclusivas de 19 pulgadas y los tubos de escape dobles cromados con bordes de aluminio pulidos.

Un clásico como el Mustang, disponible en la plantilla 3D de Ford.

 

Por el equipo de VA.

Fotos: prensa Ford Argentina.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre