MANTUVO LA VARA ALTA.

Con la asistencia de unas 32 mil personas, se llevó a cabo la decimonovena edición de Autoclásica, el mayor festival de autos y motos clásicos de Sudamérica organizado por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina (CAC), desarrollado en el tradicional boulevard del Hipódromo de San Isidro.

El broche final de la fiesta resultó la entrega de premios por categoría, y la resolución del concurso al mejor de la exposición en autos y motos clásicos. Un Delage D8 carrocería Henri Chapron 1932 fue distinguido por el jurado con el mayor premio de la muestra: «Best of Show Autoclásica 2019». Para 1929, la marca Delage presentó su excepcional modelo D8, propulsado por un motor de 8 cilindros en línea que fuera el primero en su tipo, tanto para Delage, como para la industria automotriz francesa.

La bellísima Ferrari Testarossa de 1987, otra de las galardonadas.
SpeedAgro

El motor de 4.061cc presentaba un árbol de levas a la cabeza y una potencia máxima de 102 hp a 3.500 rpm para el «D8 Normale» y 120 hp en la versión «D8 S». Se ofrecía a sus potenciales compradores, el chasis con su mecánica completa y sus instrumentos para ser “vestidos” con diferentes versiones de carrocerías.

El ganador del codiciado premio Best of Show 2019 fue distinguido por el jurado cómo “el mejor de la muestra” en virtud de poseer una singular belleza y armonía de líneas, que cautivan a quien lo ve, es como un amor a primera vista; exponer un óptimo estado de preservación o restauración; ser el representante de una marca con fuerte presencia en  la historia del automóvil; cómo así también aquilatar una importante historia personal; y mostrar una suficiente antigüedad que lo hagan un verdadero clásico a través de los tiempos. El ganador conformó una terna final junto a un Ferrari 250 Spider GT 1959 y un Packard 740 Doble Parabrisas 1930.

El Packard 740 doble parabrisas de 1930, una obra de arte también al podio.

Entre las motos, la ganadora del premio «Best of Show Autoclásica 2019» fue una BMW R 17 1936. Sólo 450 unidades fueron producidas entre 1935 y 1938, con motor de 745cc, contaban con un cuadro estampado. Fue la primera moto, junto con la R12, en tener horquilla hidráulica. La R17 fue la nave insignia de la marca que se llevó a la producción derivada de la mítica R7 que no se produjo más de una unidad.

Por su parte, una Ferrari Testarossa 1987 ganó el “Premio Germán Sopeña” como “Mejor Automóvil Deportivo Contemporáneo”, y una Honda CB750 Four 1969 se hizo acreedora al Premio “José Ricardo Larguía” al “ejemplar en exposición producido desde 1913 a 1965”, ambos galardones por elección y votación de los periodistas que visitaron Autoclásica 2019.

Esta Honda CB750 Four de 1969, otra de las premiadas.

Entre los stands, los premiados en la edición 2019 de Autoclásica fueron: Motorad (Premio mejor Stand de Motos), Club Ferrari (Premio mejor Stand de Club de Autos); Oily Ride (Premio mejor Stand de Autojumble); y La Gran Carrera (Premio mejor Stand Comercial).

“Celebramos y agradecemos que tanta gente se haya acercado y acompañado a Autoclásica, a pesar de las inclemencias climáticas, confiando que encontraron en la muestra los mejores vehículos clásicos de la Argentina y de la región”, señaló el Ingeniero Ricardo Battisti, presidente del Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina.

 

Fotos: prensa Autoclásica.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre