“EN ALGÚN MOMENTO AZCONA SE TIENE QUE PINCHAR Y AHÍ ESTAREMOS…”

Optimismo es lo que le sobra a Néstor Girolami de cara a la buena posibilidad que dispone de lograr el título del TCR Mundial en el duelo con el español Mikel Azcona. Una posibilidad que se define en las carreras finales en Bahrein (12 de noviembre) y Arabia Saudita (29 de noviembre) y que Bebu enfrenta con la necesidad de descontarle los 33 puntos (241 a 208) que le lleva el piloto de Hyundai.

Néstor Girolami y Mikel Azcona mantienen un duelo que en marcas enfrenta a Honda con Hyundai. El español lidera con 36 puntos de ventaja con 130 en juego en las dos fechas finales.

Falta bastante pero Girolami ya empezó a “correr” mentalmente ambas carrera. “No está fácil, pero me tengo fe” le dice a visionauto antes de explicar esa confianza puntualizando que “nosotros en Honda, somos cuatro autos porque además del mío está Esteban (Guerrieri), el experimentado portugués Tiago Monteiro y el húngaro Attila Tassi. En cambio, Azcona sólo tiene un compañero y esta diferencia en carreras reñidas como son las del TCR Mundial puede ser clave…”

Más complicado hubiese sido con los Lynk&Co. El retiro de este equipo que tenía al campeón Yann Ehrlacher y figuras como Yvan Muller y Santiago Urrutía, dejó al campeonato con 12 autos,esto ¿no lo quitó nivel al campeonato?

-Por supuesto que la salida de los Lynk&Go no fue buena, pero no le quitó nivel al campeonato porque si bien no hay muchos autos se mantienen pilotos y autos muy competitivos como Huff  Magnus, Michelicz, Tom Coronel y marcas como Hyundai, Audi y Cupra . El retiro de los Lynk se veía venir a partir de la rotura de neumáticos que tuvieron en Nurburgring y que provocó la suspensión de la carrera por cuestiones de seguridad. El problema, originado por el mayor peso de sus autos, se agravó en Vallelunga con varios despistes y ahí llegó la decisión de retirarse del campeonato. Una lástima pero creo que en algún momento volverán…

Buenos compañero en el Munnich Motorsport, Girolami y Guerrieri superaron con diálogos los chispazos en la relación surgidos por la lógica competencia deportiva.

            

No debe ser fácil la convivencia en un mismo equipo entre dos pilotos de punta que buscan lo mismo y encima son compatriotas como te pasa con Guerrieri…

-Con Esteban tenemos la mejor onda pese que tuvimos nuestros chispazos. Lo solucionamos hablando y poniendo las cosas en claro. Son lógicos esos chispazos porque Esteban es un gran piloto y quiere ganarme como yo quiero ganarle a él. En la medida que esto se haga con respeto, eleva el nivel del equipo que es para quien finalmente corremos los dos. Por eso ahora en función de mis mejores posibilidades en el campeonato, Esteban me está ayudando como yo puedo hacerlo con él en el futuro.

En el TCR Mundial, abundan los choques y golpes, ¿son más ásperos los pilotos extranjeros que los argentinos?

-Pilotos ásperos hay en todos lados y en todas las categorías. En Argentina tenía la ventaja que los conocía desde chico mientras que en Europa tuve que empezar a conocerlos con las carreras y los campeonatos. Esto me hizo no descuidarme de nadie, porque por ahí por verlo tranquilo en los boxes pensabas que alguno no era tan bravo pero después en la pista te llevaba una sorpresa.

Franco Girolami lidera el TCR Europeo con un Audi RS3 LMS del Comtoyuo Racing. Llega a las instancias finales con buenas chances de ser campeón.

-¿Cómo viene tu 2023?

-Por ahora no hay tengo nada definido. Confío en que podamos seguir con Honda en el TCR Mundial, pero las decisiones llegarán en las próximas semanas.

-¿Imaginas en un futuro a mediano o largo plazo, volver a correr en el automovilismo argentino?

-No creo porque hace unos años que estoy en Europa e instalado con mi familia (su esposa y su hija Issabelle) en Lugano, Suiza. Igual no la descarto porque nunca hay que decir nunca.

Bebu no es el único Girolami con chances de lograr un título internacional en categorías de Turismo Su hermano Franco está puntero y con altas posibilidades en el TCR Europeo. “Franco vive en Como, Italia, y nuestras casas están cerca, separadas por la frontera. Ojalá se le dé el campeonato y también el mío. Sería algo único ver dos hermanos argentinos campeones internacionales en dos categorías internacionales de Turismo” cierra Bebu con tono de deseo. Ojalá se le cumpla para que los gastos del asado apostado sean compartidos y no pagados por quien se quede sin el campeonato.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre