VALIÓ LA VICTORIA.

Era una carrera en la que la estrategia la hora de entrar a cargar combustible iba a ser clave para llevarse el triunfo en La Plata. Y los que mejor lo entendieron fueron Ricardo Risatti y su equipo, el Fiat Racing Team, quienes entraron a boxes en el momento justo y, desde ese instante, comenzar a ganar la final del Top Race.

Todo se comenzó a definir en las primeras vueltas, donde Caíto, y también Agustín Canapino, ingresaron a cargar los 15 litros de combustible obligatorios con la fortuna de que, cuando salieron nuevamente a pista, apareció el auto de seguridad. Esa situación le permitió tanto al cordobés como al Titán acomodarse de gran forma en el pelotón, listos para pelear por la punta de la competencia.

SpeedAgro

Una vez que todos fueron cumpliendo con el trámite, el Tipo y el Mercedes quedaron líder y escolta. Y allí, llegó lo mejor de Risatti, quien no sólo impuso su ritmo sino que, también, logró neutralizar cada uno de los intentos de Canapino por arrebatarle al victoria. Mientras tanto Matías Rossi, que había hecho la pole, tuvo que remarla con el Camry tras el reabastecimiento pero, al final, logró meterse en el podio y estirar su ventaja en el campeonato sobre Franco Girolami, quinto con el Lancer.

Canapino lo tuvo «cortito», pero Risatti nunca se equivocó.

«La verdad que estamos contentos por esta victoria, se festeja y mucho porque fue una carrera con distinto formato. En este año tuvimos muchos altibajos, cada pista tiene sus cosas. Creo que ahora estamos mas competitivos, pero no estamos para ganar la carrera, el equipo está trabajando mucho para revertir esta situación», contó Caíto.

El que se mostró casi resignado fue Canapino, a pesar del segundo puesto: «Estamos mal y las chances son mínimas. Ahora a buscar a ganar la que viene y a esperar. Habrá que trabajar mucho para mejorar porque estamos muy lejos desde hace varias carreras. Esta vez tuvimos suerte y no hice nada». Lapidario.

Distinto fue el semblante de Rossi, quien tiene el mejor auto de la categoría: «Era una carrera en donde estábamos muy bien para ganar y se nos escapó por cosas de la estrategia. Después de la detención obligatoria pude recuperar muchas posiciones aprovechando el gran ritmo del Camry y nos llevamos un podio y también el récord de vuelta. Quiero ganar el campeonato».

Rossi hizo negocio con el tercer puesto y se perfila para ganar el campeonato.

La acción en el Mouras se completó con dos carreras con invitados. En el Top Race Series, que compartió pista con el Top Race, se impuso la dupla Franco De Benedictis-Gonzalo Perlo, escoltados por Bruno Boccanera-Adrián Oubiña y por Pablo Ortega-Diego Martínez. En el TR Junior, triunfo del debutante Facundo Llenderoso entre los titulares, y de Agustín Joseph, con el auto de Gustavo Lopes Videira, entre los invitados.

Repasando los campeonatos, Rossi lidera el del Top Race con 255 puntos, Girolami tiene 243 y Canapino 218. En el Series manda Boccanera con 170, seguido por Fabricio Persia con 155 y por Gastón Pacioni y De Benedictis con 132, mientras que en el Junior, Ariel Persia tiene 121 unidades, Lucas Gambarte 94 y Bernardo Ortega 86.

La próxima cita del Top Race, el 17 de noviembre en Concordia.

 

Fotos: prensa Fiat Racing Team (portada) y prensa Top Race.

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre