¿OBSTÁCULOS?

Si el auto lo acompaña en la categoría que fuese, Agustín Canapino es incorregible, es un «animal» ganador. En el Sprint de TC2000 en Bahía dio su enésima muestra. Complicado en la clasificación que vio a Leonel Pernia en pole en el Renault Fluence, más lejos de lo esperado; en una pista a la cual hubo que aguardar que se limpiara con el transcurrir de las vueltas, superado en la largada por los Toyota oficiales de Jorge Barrio y Julián Santero, pisó a fondo al Chevrolet Cruze, hizo las maniobras arriesgadas que le sientan bien, y a la hora de la cuadriculada ahí estuvo, recibiéndola antes que nadie.

Agustín seguido por Franco Vivian, quien lo escoltó.

 

Franco Vivian en el Citroen C4 del equipo privado de Javier Ciabattari, lució segundo; Franco es otro de los que corren como le gusta a la gente y con un coche no oficial, se saca las ganas y sabe. Los siguió Santero, líder del Toyota Gazoo Racing ante la no continuidad Matías Rossi del TC2000, condición que desvirtúa. Atrás Jorgito Barrio, el chico no se la hizo fácil a Canapa. Justo con Agustín largaban juntos la final. Atención con la lluvia…

-publicidad-

Fotos: Prensa TC2000

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre