FUE UNA DE LAS NOTAS DESTACADAS del fin de semana en Melbourne. Pero ¿realmente avanzó tanto Ferrari como se dijo?

El cuatro veces campeón mundial Sebastian Vettel coronó su debut con Ferrari en el podio. Ello llevó a muchos de asegurar que la escuadra italiana, con nuevo management conducido por el ejecutivo Maurizio Arrivabene, había resucitado. Ciertamente es que un coche de Maranello volvía al podio después de nueve Grands Prix (la última vez, en Hungría 2014), pero algunos numeritos sugerían que era temprano para descorchar champán.

Con la SF15T, Vettel llegó tercero en Melbourne, a 34s523 del ganador Lewis Hamilton. Pero un año antes, Fernando Alonso a bordo de la F14T arribó a 35s284 del entonces vencedor, Nico Rosberg. Menos de un segundo entre un registro y otro. ¿Fue tanto, entonces, el avance?

Bueno, los números siempre son pasibles de manipulación, sujetos a lo que se quiera decir. Visto así… Pero esa no es la pintura completa. En 2014, la carrera tuvo una vuelta menos, 57 en lugar de las 58 de rigor, porque hubo que completar una segunda vuelta previa, después de que los pilotos de Marussia, Max Chilton y Jules Bianchi, se quedaran detenidos en la grilla (aún así, por lo menos habían llegado hasta allí…)

Es decir que comparar estrictamente las diferencias no es válido: la distancia es distinta. Alonso tardó 1h33m33s994 para recorrer 57 vueltas en 2014, corriendo a 193,832 km/h. ¡Y sin safety car durante la competencia! En cambio, Vettel demoró 1h32m28s590 para completar 58 vueltas, corriendo a 199,558 km/h. Es decir, demoró un minuto menos para completar una vuelta más, y eso se ve en la diferencia de promedios, casi 6 km/h, aunque las primeras vueltas se neutralizaron a raíz del despiste de Pastor Maldonado.

 

La Ferrari SF15T que Sebastian Vettel llevó al podio en Australia.

 

¿Cuánto mejoró Mercedes de a un año a otro? Rosberg ganó en 2014 a 195,068 km/h; Hamilton lo hizo este año a 200,807 km/h. La diferencia porcentual es del 2,9 por ciento, es decir, Hamilton fue este año un 2,9 por ciento más veloz que Rosberg; por su parte, Vettel resultó en 2015 exactamente un 2,9 por ciento más veloz que Alonso en 2014.

¿La conclusión? Si Ferrari logró el mismo avance porcentual en carrera relativo a Mercedes, eso resulta un logro respecto al año pasado, aunque para descontar terreno deberán traducir más esfuerzos en resultados.

Por P.V.

Fotos: Pirelli

 

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. como siempre, impecable tu informe y análisis, pablo. Da gusto leer tus notas y estadisticas, un abrazo grande…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre