EL DEBUT.

Fernando Alonso debutaba en el planeta rally raid, en la Lichtenburg 400, por la quinta fecha del campeonato sudafricano de rally raid. Y terminaron patitas para arriba, junto a su navegante, el laureado Marc Coma, uno que la tiene super clara, de 42 años, cinco veces ganador del Dakar en motos y seis veces campeón del mundo de rally raids de la FIM (Federación Internacional de Motociclismo); cuando colgó el casco pasó a desempeñarse entre 2016 y 2018 como director deportivo del Dakar.

Volcaron con la Toyota Hilux oficial, luego de una violenta salida del camino.  Por suerte ambos ilesos, no así la Toyota que quedó con daños diversos. La pinchadura de un neumático, pudo producir el accidente.

El español en un automovilismo desconocido.
SpeedAgro

El vuelco les hizo perder 25 minutos respecto a la punta, luego de las reparaciones, lograron completar el recorrido de la primera etapa, si bien fuera de la competencia con un tiempo que les hubiera permitido ubicarse undécimos. La victoria parcial para el sudafricano Giniel de Villiers.

«Mil y una cosas hoy. Muchas ‘primeras veces’ y algunas cosas que teníamos que descubrir. Vuelco. Reparaciones. Conducir con gafas motocross. Tragar polvo. Quedarse nuevamente sin cristal, ahora con un pájaro. Pinchazo. Aprendizaje intensivo. Nos vemos pronto y con más», escribió Fernando Alonso en su cuenta de Twitter.

El asturiano busca una nueva conquista para sumar a su brillante palmarés; va a correr el Dakar 2020 en Arabia Saudita con Coma en la butaca derecha.

Fotos: TW Alonso

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre