TRANSMITE SUS IDEAS, LO QUE PIENSA; OPTIMISMO Y CAUTELA.

Darío Ramonda es desde los inicios de Toyota Argentina en el automovilismo nacional, uno de los responsables de la participaciones de la marca en el automovilismo deportivo, y desde el surgimiento del Toyota Gazoo Racing Argentina (TGR), su director.

Ramonda, se lo conoce, piensa antes de responder y habla en tono medido. Con visionauto ha abordado asuntos de actualidad, vigentes y con eventuales futuras connotaciones significativas.

El futuro del TGR.

«A fin de año se resolverá, seguramente dependerá de la estrategia deportiva que adopte Toyota Argentina», dice el de Villa María, Córdoba.

A nadie escapa la incidencia que ha adquirido la marca en el automovilismo nacional desde el Super TC 2000, desde la actual temporada de nuevo TC 2000 (nombre que siempre se sostuvo desde este  medio, jamás debió dejarse de lado). Entró en Turismo Nacional oficial en Clase 3 con los Corolla más otros privados; la Clase 2 poblada de Etios; el Rally Argentino de la mano del Coyote Villagra; Top Race al principio con los Corolla luego reemplado por los Lexus (marca premiun de la terminal japonsea); la categoría TC Pick Up que ha venido mostrando un franco ascenso, donde corren dos Hilux oficiales además de las privadas. Y finalmente la frutilla del postre, el desembarco en Turismo Carretera con dos Camry en manos de Matías Rossi y el pibe Andrés Jakos, elaborados y puestos en pista por el  Dole Racing de Marco y Mario Jakos.El amplio despliegue ha derivado en cierta dependencia mostrada por categorías  (TC 2000, Top Race).

A las presencias en el terreno nacional, a través de Toyota Gazoo Racing Latinoamérica, emprendimiento motorizado por el ex presidente de la terminal, Daniel Herrero, han habido y continúan las presencias de pilotos en Stock Car de Brasil y la serie Michelin Pilot Challenge de IMSA en EE.UU.

Ahora bien, ¿cuál será la estrategia de Toyota en el automovilismo de competición en 2023?. Ramonda, lo ha dicho al principio, no da señales; se limita a mencionar que la conducción de la compañía lo resolverá más cerca de fin de año. No significa que en la terminal ya efectúen evaluaciones y de sus resultados, surgirán los planes. Trascendidos indican que asoma como probable un recorte (palabra tan divulgada en los últimos meses en la Argentina…). No se escuchan al momento, los habituales off the record, vinculados hacia donde podría apuntar ese eventual recorte.

Toyota en el TC. «No nos complicó al equipo de TC 2000»

¿Que sostiene Ramonda?. «No tiene nada que ver en nuestra participación en TC 2000, la insersión de Toyota en Turismo Carretera. ¿Si nos ha complicado al equipo de TC 2000?; no, no complicó. Por nuestra parte y en mi caso en lo personal, me siento muy cómodo y con el respaldo de siempre del lado de Toyota», remarca.

La incorporación de Toyota al TC desde principios de año, causó gran revuelo; recibió el visto bueno de quienes la avalaron, y el pulgar para abajo del lado de los más ortodoxos y tradicionalistas seguidores del TC. La clasificación de Matías Rossi en el 12º y último lugar entre los pilotos que entraron a la Copa de Oro, dio pie de nuevo a que se reavivara en cierta forma ese debate fierrero.

Ramonda en uno de los tantos festejos con su corredor emblema, Rossi.

Desde visión hemos sido claros, al avalar la entrada de la marca al TC, la dinámica de la vida actual, de los deportes y los negocios, tornan insostenibles las intenciones de no adecuarse al presente y al futuro. «Yo veo bien que Toyota, como marca con fuerte presencia en el automovilismo mundial como puede verse, también haya incursionado en el TC», considera Ramonda.

Rossi. «me gustaría volver a tener a Matías en el equipo de TC 2000»

El «Misil», acaso no valga la pena reiterarlo, es el piloto insigna de la marca; indiscutido, aún acercándose a los 40 años (2-4-84). Su partida del equipo de TC 2000 significó un cimbronazo para la categoría, convocado para el proyecto TC. Acerca de las implicancias del alejamiento, Ramonda: «¿Que puedo decir de Matías, cuando lo convoqué después que corriera en Chevrolet era un pibe; no muy conocido. Algunos me preguntaron y yo les respondí que era un piloto brillante, en Toyota confiaron en mí. Y bueno, todo el mundo conoce sus atributos, el mejor. Seguro me gustaría volver a tener a Matías en el equipo de TC 2000, sabemos lo que signfica, como digo, lo llevé cuando pocos lo conocian. Fue una apuesta y creí en el. Siempre me gustó convocar a chicos nuevos, como pasó con Mariano Altuna, Mariano Werner, Facundo Ardusso en su momento.  paso con Altuna, Werneres, Ardusso en su momento».

Santero es uno de los top.

«Julián está afirmado, es uno de los top de la Argentina. Se     siente cómodo en el equipo y confiamos plenamente en el. No le ofrecimos el correr en el debut del Corolla en el TCR South America en Termas de Río Hondo, porque tiene una agenda muy cargada en el automovilismo nacional y, también va a correr en Stock Car en Brasil. Y en cuando a Jorge Barrio, tiene un futuro enorme, también le tengo mucha confianza. Es cierto, ya no contamos con Rossi, pero armamos una dupla nueva que nos está respondiendo muy bien, y le puede dar mucho a la marca, confio mucho en los dos, hay un enorme futuro».

La situación del TC 2000

«La gente que pasó a conducir al TC 2000 (los hermanos Levy) está trabajando bien, con compromiso; invierten, muestran empuje. Les podrá ir bien o no, porque el contexto del país también tiene que ver, dado que la categoría siempre ha estado muy atada a las terminales. Soy optimista, pienso que se irá avanzando cada vez más». 

La división. La misión del ACA

Como opina Ramonda: «Es lamentable que el automovilismo argentino siendo tan fuerte, viva dividido. Asi se dispersan mucho los esfuerzos, se crean más categorías, no se suma, se resta;  son entre otros, problemas que se generan por la división existente (referido a las fiscalizaciones, ACA y ACTC.

Y apunta sin rodeos, «no conozco la política interna del ACA, pero sí yo creo que el automovilismo argentino necesita un replanteo. Un ordenamiento para lograr hacer un foco mucho más específico en algunas categorías, de manera que no haya tanta dispersión. El ACA tiene una extraordinaria responsabilidad en esa misión, porque detenta la delegación de de la Federación Internacional del Automóvil del poder deportivo; y entiendo que si se lo proponen, lo van a lograr».

 

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. La gente del automovilismo poco le importa la división, va a ver las categorias que le gustan primero, las que llegan cerca de su lugar de origen, el publico asiste, creo una visión clara de la division del automovilismo es que la ACTC tiene una conducción y todas sus categorias siguen el mismo hilo conductivo, mientras que en la CDA del ACA cada categoria dirige su rumbo para el lado de su conveniencia deportiva y economica, no hay escalera de categorias, ni jerarquias.

    esto para que los pilotos vayan superando etapas, para empezar la CDA deberia empezar por el karting, la formula (con miras de proyectar algun piloto a nivel internacional, sea sudamericano, americano o europeo, y los demás que se han formado ir integrando acorde a su capacidad las categorias que fiscaliza la CDA.

    No es posible admitir que un piloto con edad de fórmula, ingrese directamente a las categorias de turismo (turismo pista o TN) incluso el tc 2000 rápidamente capta a pilotos de formula para sus categorias, sin esperar una madurez lógica (algo que que si veo en las categorias de la ACTC, al TCPM pueden ingresar pibes de la F-3 metropolitana, como pilotos mayores de edad con recursos para poder correr). Luego se producen los ascensos por resultados deportivos y asi se llega a las categorias superiores con pilotos muy bien formados, profesionalizados o reconocidos en el ambiente que hace que puedan acceder a obtener los recursos economicos para estar en esas categorias.

    Sin que le moleste a alguien o puedan sentirse ofendidos mis colegas pilotos, creo que las categorias de turismo son para pilotos con poco presupuesto, no tan jovenes para practicar automovilismo, mas a modo de hobbie o de darse el gusto de correr a nivel nacional y las categoria como tc 2000 deberian estar integradas por pilotos de elite con capacidad para correr en tc 2000 series y en tc 2000. Y dejé a la formula en el ultimo lugar porque creo que ahi esta la mas clara demostración de lo poco que le interesa a la CDA el automovilismo argentino en su proyeccion hacia el futuro.

    No se la acompaña, se la ignora, se ha intentado traer y lo han hecho hay autos de la F-4 internacional, pero con costos inaccesibles para equipos y pilotos, pero asi y todo no hay ninguna medida de aliento, de incentivación a sumarse a esa carrera formativa de los autos de formula. El automovilismo sudamericano ha dejado de lado las categorias de formula en su territorio, creo que talento en los pilotos argentinos sobra, como para mirar a otro nivel, pero se dispersan recursos y esfuerzos sin que se apoye a un/os piloto/s, que por su talento y capacidad economica y/o contactos logra mantenerse por unos años a nivel europeo o mundial.

    Y luego falta el apoyo pais a traves de sus instituciones deportivas automovilisticas, para encaminarlo a las maximas categorias. Creo que a muchos argentinos le interesa la F-1; hasta no se porque, gente que no sabe nada de automovilismo, conoce que hay una carrera de F-1 y que la pasan por TV y la mira. Habria que definir si estamos conformes con tener grandes pilotos compitiendo en TC o en TC 2000, y si eso nos basta y conforma o por otro lado hay que aspirar a tener pilotos a nivel internacional. Es mi humilde opinión.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre