LAS IMÁGENES SON ESCALOFRIANTES, y hablan por sí solas.

Lo que debía ser un espectáculo apasionante y de disfrute se convirtió, en segundos, en un descontrol total.

Ocurrió en Malta, donde se realizaba una exhibición automovilística con modelos de alta gama. Uno de ellos, un impresionante Porsche 918 Spyder de 1,2 millones de dólares, conducido por el multimillonario y coleccionista de autos, Paul Bailey. Transitaba a 330 km/h cuando, tras pisar el pasto con la rueda trasera derecha, se salió de pista y fue a parar donde estaba al público. ¿El resultado? 26 personas heridas, 5 de ellas de gravedad, entre las que se encontró una niña de tan solo 6 años.

Fijate este impresionante video:

httpv://youtu.be/8JVJJjZjYRE

 

«El coche estaba acelerando cuando una rueda trasera tocó una zona de pasto. El coche perdió el control y se empotró contra unas barreras donde había mucha gente viendo el espectáculo, entrando en la zona de la exhibición estática», explicó un testigo. Lo cierto es que en el hospital donde atendieron a las víctimas, destacaron que la mayoría llegaron con fracturas de distinta consideración, muchas de las cuales necesitaron cirugía.

 

Por Cristian Re.

Foto: Malta Times.

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre