DE ALMA. CORREDOR Y EMPRESARIO PRODUCTOR DE PAPAS.

José Carlos Ciantini, el Bocha. Es bien conocido el balcarceño. Construyó su carrera en el automovilismo grande desde el Turismo Carretera, ganó, dio que hablar, si bien sus comienzos se dieron en Fórmula Renault pasó posterior al inicio en karting a los 13 años. Sí, sus padres fueron el gran bastión.

A la par del automovilismo, la vida del Bocha (50 años de edad) ha transcurrido muy ligada al campo, a la producción de papas. Actividad que fue in crescendo hasta convertirse en productor prominente y diversificar el emprendimiento familiar.

También futbolero, de River, estuvo en el Mundial 2018 en Rusia.

 

 

En TC debutó en 1993 con un Dodge, la marca con la que mas sucesos alcanzó, luego siguió con Chevrolet. Tuvo pasos aislados por TC 2000, Top Race y en 2012 colgó el casco…, hasta que hace poco pegó la vuelta, se metió en el Rally Argentino y Rallycross. De todas formas, su vínculo con los fierros ha permanecido inalterable, más aún ante el impulso brindado a su hijo, el prometedor Diego, el «Chinito». El chico viene creciendo.

-¿Y el Ciantini productor agropecuario en la tierra por excelencia para el cultivo de papas?.

-Ahí vamos, desde siempre volcados a una actividad que también nos apasiona. Nos dedicamos básicamente a la producción de papas y a la comercialización de papas frescas. Trabajamos mucho con el supermercadismo y, por otro lado, montamos una industria de papas congeladas que nació en 2015; en nuestra  planta, producimos papa precocida y congelada, con la particularidad de que no tiene aceite.

-En tu vínculo con el campo y la producción de papas, tu viejo ha sido un estandarte.

-Y sí, mi viejo empezó con la producción de papas en 1975 más o menos, y yo me aboqué desde el año 2000, cuando tomé a mi cargo la comercialización de los productos que elaboramos. Arranqué con el tema del supermercadismo, y los canales de comercialización para los mercados internos.

La planta de Finca Balcarce, en las inmediaciones de la ciudad.

-Además de comercializar papas en el mercado local, también exportan.

-Así es, exportamos papas frescas a Paraguay, y si hablamos de papa congelada, estamos exportando algo a Estados Unidos, a Bolivia y a Brasil.

«La planta de congelados se llama Finca Balcarce -apunta el Bocha a visionauto-, mientras que en cuanto a las papas frescas que comercializamos, contamos con dos marcas: «13 de Noviembre», que se ha relacionado con el accidente que tuve el 13 de noviembre de 1988 en Balcarce en la Fórmula Renault, y «Finca Balcarce», que tiene que ver con la marca que desarrollamos con la parte de congelados».

El plato argentino. Asado con papas fritas y un buen tinto. Ciantini uno de los principales productores.

En materia de la producción, Ciantini explica: «una parte del año la hacemos en Balcarce, y después, también nos ocupamos de dos cosechas en Villa Dolores, al oeste de Córdoba, lindante con San Luis. La particularidad de hacer la papa en distintas partes del año, y en diferentes lugares del país, nos da la posibilidad de tener una rotación del cultivo y poder vender durante los 12 meses».

Acerca de la cadena de comercialización, detalla: «En el mercado fresco, proveemos a muchos supermercados, especialmente a La Anónima y a Coto. En cuanto a nuestro producto congelado, lo vendemos en dos presentaciones: un envase de 2,5 kilos, orientado a todas las cadenas de restaurantes y gastronomía, y el retail que vendemos en algunas cadenas de supermercados y despensas. A su vez, también tenemos acuerdos de marca con empresas».

-La pandemia con consecuencias tan graves, ¿cómo ha impactado al sector?.

-Dentro del contexto de la pandemia y cómo nos afecto, el año pasado hubo mucha venta del producto fresco. La gente se volcó mucho a la comida, y la papa es un producto que tiene un precio por kilo bajo, y es una fuente de nutrición importante. En cambio, en el congelado costó mucho, y este año viene ocurriendo lo mismo por el hecho de encontrarse cerrados los restaurantes, y eso ha ido reduciendo las ventas. Por otro lado, los distribuidores atraviesan una gran crisis, y se ha puesto muy difícil solventar todo lo vinculado a la industria del congelado. A nuestra empresa le pasa como a las grandes empresas de capitales extranjeros, que dicho sea de paso, son todas menos la nuestra».

Ha sido notorio, en el mundo, en la Argentina; la pandemia ha llevado a la gente a reinventarse.

-De alguna manera se dio así. Por nuestra parte, estamos reinventando un poco la comercialización de todos los productos que ofrecemos. En tal sentido, abrimos un mercado en Olavarría que apuntamos, intentamos, convertirlo en regional. Allí vendemos 270 artículos perecederos, frutas, hortalizas y algunos agregados. Es un emprendimiento recién nacido, el 12 de mayo pasado.

Corredor, productor de papas, empresario. Ah!, y fana de River. Ciantini no levanta el pie.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre