CADA PASO.

En Toay, Ortelli lo dio rodeado por tantos de los miles congregados en el autódromo.

A lo largo de tres días, al Guille no le alcanzaron los momentos para decir “gracias” a hombres, mujeres, chicos, congregados muchos para asistir a su última función como corredor en Turismo Carretera. Para el Rey de Salto, la categoría que no sólo por los siete campeonatos obtenidos, lo encaramó al sitial compartido con las más grandes figuras en la historia del TC.

¿Cuánta gente hubo en La Pampa?

Emocionado más de una vez, cuando encaró la última vuelta de la final al volante de la Chevy, se persignó, alguna lágrima lo habrá traicionado y ponele la firma, habrá agradecido todo lo logrado y agradecido en especial a sus padres fallecidos, por el respaldo brindado desde su niñez.

CORRIó 408 VECES, LOGRÓ 32 VICTORIAS Y SALIO SIETE VECES CAMPEÓN DE TC

-publicidad-

“Ya está, estoy contento, me despedí con una carrera linda, no puedo pedir más nada sobre lo vivido, solo puedo decir “gracias” a todos, fue inolvidable. Viví un fin de semana hermoso, la gente que me hizo sentir muy bien, con mi familia, mis amigos, todo el JP; agradezco a todos y desde ya también a la gente de Salto”, confesó el Guille.

 

MIRÁ ESTAS IMÁGENES DE UN DÍA PARA NO OLVIDAR.

 

 

 

 

“Todo salió bárbaro, ganó Agustín (Canapino) y segundo Santi (Mangoni) todos del JP, me dio mucha felicidad el triunfo de Agustín, no me olvido que corrí varios años con su padre Alberto, de quien guardo los mejores recuerdos», sostuvo antes de valorar  que “todas las hinchadas me saludaron y me aplaudieron, fue hermoso»

Quedó demostrado cuando, montado en la caja de la Toyota Hilux de la organización, saludo a lo largo del circuito al gentío. Fue conmovedor ver como la gente se acercaba a los alambrados, e incluso entraron a la pista para saludarlo. Casi 30 años como piloto reflejados de la mejor forma.

También reflejó Canapino su sentimiento hacia Ortelli, «me sentí doblemente feliz por otro triunfo, y por lograrlo en la carrera despedida de Guille. Es un grande de verdad, mi ídolo desde chico, me hizo muy feliz compartir pistas con el, y siempre he valorado la amistad que lo únió con mi viejo, que mas decir sobre un tipo excepcional!”.

 

El Misil empezó a mostar al Camry. Rossi también elogió a Ortelli.

Referente del TC, a la búsqueda de reencontrarse con el protagonismo alcanzado hasta su alejamiento en 2019, Matías Rossi inmerso como piloto abanderado, en el desarrollo del Toyota Camry sumó su reconocimiento hacia Ortelli. “Sin dudas Guillermo ha sido uno de los pilotos mas completos del automovilismo argentino, me puse contento por el; nunca tuvo problemas con nadie en las pistas, corrí con uno de los históricos de la categoría».

Después recordó, «cuando yo arranqué en el TC tuve la oportunidad de aprender de él como de tantos otros históricos, nos vamos poniendo grandes. Simplemente que lo disfrute, debió ser un momento tremendo, te cambia la vida»,

«Desde ya -sostuvo- mereció el homenaje brindado por la ACTC y la gente”. Luego mostró su conformismo por la mejor actuación al momento sobre el nuevo Camry, con un rendimiento mejorado si bien dijo, aún adolece de la velocidad necesaria. Llegó segundo en la serie ganada por Canapino y terminó séptimo en la final.

 

Fotos: Prensa ACTC.

Imágenes: gentileza revista SoloTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre