EXTRAÑA COINCIDENCIA.

Es la que tuvieron los dos campeones que se consagraron en Neuquén. Y no resultó feliz porque coincidieron en que ninguno pudo festejar su título con sus respectivos padres pese a temerlos vivos y formar parte del ambiente del automovilismo. Se los impidieron las sanciones aplicadas por la CAF de la ACTC por   incidentes que protagonizaron Alberto Canapino y José Ciantini, el Bocha durante el campeonato culminado.

El Bochita Ciantini tuvo la inteligencia de mantenerse detrás del ganador Andrés Jakos y su escolta Marcelo Agrelo, para llegar a un tercer puesto que la aseguró el título de TC Pista  en su segunda temporada en la categoría, con una campaña en la que sobresalieron dos triunfos.
SpeedAgro

Por pertenecer al TC el caso más notorio fue el de Agustín Canapino, cuyo padre Alberto, alma mater del equipo, tiene prohibido el acceso a los circuitos desde el comienzo de la Copa de Oro. La ingrata sensación la vivió también Diego Ciantini, en su coronación en el TC Pista. No pudo  tener a su lado al Bocha,  el ex piloto de la categoría, por la suspensión que cumple tras su incidente con Rodolfo Di Meglio (también cumpliendo la misma sanción) en la carrera de Concordia en julio pasado..

“Por supuesto que es una situación que no me gusta pero fue una decisión de las autoridades y hay que aceptarla”, comentó Diego, quien para compensar la falta del Bocha tuvo la compañía de su madre Laura, hermanos, su abuelo paterno y su novia. El abrazo con su padre debió esperar hasta la llegada a su Balcarce natal donde se le hizo un gran recibimiento.

Nativos de dos ciudades bien «tuercas» como Arrecifes y Balcarce, Canapino y Ciantini vivieron al extraña sensación de no poder festejar con sus padres en el circuito. Se desquitaron al llegar a sus ciudades natales.

“Mi experiencia en el automovilismo europeo me sirvió para  ganar en madurez tanto personal como deportiva…”, reconoció Ciantini, con el recuerdo de sus paso en el 2016 por la Fórmula 4 Italiana, como compañero de su compatriota Marcos Siebert y donde tuvo como rival a Mick Schumacher. Ese aprendizaje lo puso en práctica en la carrera decisiva del TC Pista en Neuquén, donde pese a una molesta gripe conservó la cabeza fría para mantenerse con el Chevrolet del JP Carrera en  un expectante tercer puesto con su Chevrolet por detrás del ganador Andrés Jakos (su principal rival en el campeonato) y su escolta Marcelo Agrego, autores de un 1-2 para Dodge. Le alcanzó al Bochita  para asegurarse el  título que lo arrima al TC con 21 años. Otro jóven para tener en cuenta.

 

Fotos: Prensa ACTC.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre