AVENTÍN FUE A VER A SU NIETO


Oscar Aventín no pasó desapercibido en el kartódromo de Ciudad Evita. | Prensa Rotax

“Si, si, es él…” Seguramente la frase habrá sonado repetidamente entre los concurrentes de la 3ra fecha de la Copa Rotax Max en el circuito de Ciudad Evita al ver al hombre grandote, de gesto adusto y lentes oscuros, mezclado entre padres y chicos habitúes de las jornadas de karting. Y era él nomas, Oscar Aventín, si, el presidente de la ACTC ¿Qué andaba haciendo en una carrera de karting? No, no, no empecés a imaginar una fecha del TC en Ciudad Evita. No. El Puma se sacó por un día el traje de duro dirigente y se puso el de tierno abuelo para ver correr a Franco, su nieto de 12 años, fruto de la relación de una de sus hijas con Gianni Deambrosi, el expiloto e hijo de Juan Carlos, el antecesor de Aventín en el sillón mayor de la casa de la calle Bogotá. El pibe clásificó 2do en la clase Mini Max pero un prematuro trompo lo alejó de la punta.

“A Diego nunca lo fui a ver en sus dos años de karting. En cambio, a Franco lo fui a ver en Buenos Aires y ahora acá” reconoció Aventín, que también tuvo palabras de elogio para el karting al destacar que “la categoría Rotax cumple el trabajo de formar a los jóvenes y sus motores son impresionantes por lo que duran…” El Puma no fue la única cara conocida del TC vista en Ciudad Evita. También estuvieron Matías Rossi y Tito Bessone, además de José Savino y Franco Vivian, actuales pilotos de TC y TC Pista. ¡Qué tal!

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre