«COMENCÉ A TRABAJAR «en la ACTC en 2004, más precisamente en la carrera en Rafaela, en la que accidentaron Emanuel Moriatis y su acompañante».

El que recuerda su inicio en la categoría es el comisario técnico Alejandro Solga. El hombre ha transitado un año verdaderamente movido debido a los vaivenes técnicos del TC. «Me acuerdo de aquella carrera en Rafaela -dice- y de la piña de Emanuel, me volví a Buenos Aires con un par de caños del auto para analizarlos».

A partir de ese presente difícil, «comencé a trabajar en la seguridad de los autos, además de la tarea principal para la que había sido convocado que era desarrollar la metodología de medir los autos con el brazo Faro. En ese momento estaba a cargo del depamento de ingeniería de una empresa que era Transmecánica, y cuando salía iba al taller de Miguel Herceg a hacer desarrollos para motores de competición», apunta Solga.

 

En 2007 dice, «Oscar Aventín me pidió que dedicara mi tiempo exclusivamente a la ACTC, y en 2008 fuí designado Jefe del Departamento Técnico, y luego en 2011 Gerente Técnico, cargo que desempeño hasta la actualidad».

Este año Solga se ha visto inmerso en situaciones controversiales que originadas en los sucesivos retoques reglamentarios, dieron lugar a una serie de apreciaciones que interpretadas por los medios, sostiene, le jugaron en contra. Dichos que asegura cuando conversa con Visión, no efectuó. ¿Te acordás?, en la carrera de Termas de Río Hondo, cuando se habló de declaraciones suyas recomendando a pilotos de Chevrolet, críticos del reglamento que supuestamente los había dejado en desventaja, que recurrieran a un sicólogo.  Solga reitera su negativa, aduce que nunca habló en esos términos.

A partir de ese controvertido episodio, el jefe técnico resolvió llamarse a silencio, y abocarse estrictamente a su labor técnica, habitualmente acostumbrado a dialogar con los medios, el técnico prefirió no hacerlo más, «con respecto a la comunicación con el periodismo, es por cuestiones personales como consecuencia de situaciones que se generarón en Termas de Río Hondo este año, y que considero no favorecen mi relación con los pilotos, equipos y dirigentes, es que he considerado más oportuno que la información del área técnica sea dada a conocer a través de los correspondientes comunicados de prensa de la categoría, entonces todo lo que se informa desde el Departamento Técnico, se efecúa por comunicados de prensa escritos para que no sea mal interpretado lo que queremos comunicar».

Afirma que se ha sentido dolido por el tratamiento que le ha dado un sector de la prensa especializada a su labor, a sus opiniones relacionadas con el reglamento de TC, «me duele es que se plantee este tema como novedad (los reclamos por desniveles técnicos entre marcas) a partir del comienzo de mi gestión. Ojo, no quiero que se interprete mal lo que digo, y además no hago cuestiones personales con el tema. Lo que sí me gustaría es que cuando se habla del tema reglamento, se investigue la situación de los equipos, el porqué una marca funciona y otra no. Hay un montón de situaciones al margen del reglamento; te doy un ejemplo, en el TC Pista Mouras los pilotos que corren con Ford desfilaban pidiendo que cambiara el reglamento técnico. Ahora bien, en Olavarría debutó Gastón Rossi y llegó segundo. En la carrera siguiente ganó y en la otra primero; en 9 de Julio largó último debido a que cambió el motor y terminó 8vo entre los 28 autos que largaron. Bueno, a partir de ahí no hubo más reclamos de los usuarios de la marca».

«Algo quiero que quede bien claro -resalta-, mi intención no es polemizar, para nada. Simplemente me gustaría que se evalúen todos los temas en profundidad, analizándolos, con fundamentos y luego se emitan opiniones. Mirá (muestra recortes periodísticos que datan de años atrás), te los muestro para que tengas presente los sucesivos reclamos que hubo hacia el reglamento y que en algunos casos,son anteriores al comienzo de mi gestión. Sé que el reglamento de TC es un tema sensible, por lo tanto quiero ser cauto y dedicarme a lo que debo, las cuestiones técnicas exclusivamente, seguir pensando, trabajando en materia de seguridad en los autos, en avances técnicos en los motores, en las estructuras y tantas cosas más que se derivan de un auto de TC».

-Ah!, la última Alejandro, ¿podrá cambiar el reglamento de TC para 2014?.

!!!, mmm, ya te dije, disculpame pero mi trabajo es abocarme a las cuestiones técnicas, las decisiones sobre el reglamento como otras que hacen al funcionamiento del TC, son resorte de la comisión directiva que, en definitiva, es la que resuelve los pasos a dar.

Por C.S

Foto gentileza Gabriel Santos.

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. hola. me gustaria preguntarle al ing. si, se ha trabajado en seguridad pero los pontones y el efecto suelo( el elemento que cubre el auto en su parte inferior) hace que el piloto respire aire a mas dde 55 grados de temperatura mientras corre. el aire es un gas di-, bi-atomico aunque el coeficiente de expansion de los gases es casi igual, la aplicacion de temperatura quita la capacidad de oxigeno, (solo el 25% es oxigeno), es muy dificil que un ser humano tenga la velocidad de reaccion y la concentracion cuando el cerebro no tiene en cantidad y calidad dicho elemento. creo que hay soluciones. gracias por permitirme opinar.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre