SE FILTRÓ HACE poco la info en torno a que a comienzos de la temporada 2014 de Turismo Carretera, puede concretarse una carrera nocturna.

La idea-proyecto marcha, con discreción. El lugar: el Autódromo Roberto Mouras de La Plata.

 

En los primeros días de agosto podría adoptarse la decisión final, a modo de avanzar con el emprendimiento. Una de las claves, te imaginás, es la iluminación de la pista del Mouras, cuya tecnología sería similar a la montada en el callejero de Santa Fe cuando corre el Súper TC2000.

-publicidad-

8 COMENTARIOS

  1. no haría falta inventar tantas pavadas como esta y el playoff si eliminaran la tecnología y se dieran buenos espectáculos. tendrían que rediseñar completamente los autos para andar sin cargas aerodinámicas y no hacer tantos trompos, para el año que viene.

  2. Sera con la plata de Automovilismo para todos, nuevo emprendimientos de nuevo presidente y su autodromo. VIVA la ACTCargo.

  3. En un principio me gusta. Pero justamente, ahora que comentan de correr de noche, me acuerdo de algo que siempre quice sugerir y que dara otro perfil estetico a la carroceria. Hay que copiarse de NASCAR y aunque alli las trompas imitan a los coches como salen de fabrica, en los TC no quedaria mal que – aun con las trompas que tienen – les pongan esas calcomanias con formatos de faroles de Chevrolet, Ford, Chrysler e intenva altuna para Torino. Estimo que verlos de fente en la recta del Oscar Galves, seria muy lindo y fundamentalmnente estetico. Es recontra barato y mejoraria la imagen. Es decir, haria a los autos mas «humanizados»

    • «Humanizados» (SIC) pero del año del jopo: con la estética original se nota y mucho que son autos de hace 40/50 años… Lo mejor sería empezar a cambiar las carrocerías por los que empiezan a llegar de USA: Camaro, Mustang, Challenger y sus motores mas modernos y potentes donde con un mínimo de inversión (quizá electrónica y algún que otro accesorio) tengan una potencia mayor a la actual

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre