SI, LA PANDEMIA.

La que causa estrados a la vida humana en el mundo, y nuestro país no es la excepción. El Covid-19 deja sus trazos gruesos en la salud, en la economía, en las capas sociales y si ponemos la lupa, los deportes como el automovilismo.

En 2020 golpeó muy duro y sobre lo que pueda acontecer en 2021, se cierne un panorama inquietante que directivos de categorías perciben, dado lo observado en la actualidad. Es de utilidad, recurrir al tema del cumplimiento de los protocolos sanitarios fijados, luego de las prolongadas idas y vueltas del año pasado.

No hay margen para licencias, para flexibilizaciones; lo escuchás casi a diario. ¡Es que lo que se encuentra en juego, es la vida misma!, y ante semejante realidad las carreras de autos pasan a un plano secundario.

Un papel secundario parecieron ocupar los cumplimientos de las normas sanitarias hace poco cuando en el Autódromo de Paraná, Entre Ríos, tuvo lugar el festival automovilístico encabezado por el Súper TC 2000, completado por Top Race, TC 2000 y Fórmula Renault.

No hubo controles de Covid-19 ese fin de semana entrerriano, por lo sabido, únicamente la gente ingresada para trabajar en los boxes (no hubo público desde ya) fue sometida a la toma de temperatura. El gobierno de Entre Ríos, se sostuvo, no exige la realización de testeos o pruebas por Covid-19 en esa clase de eventos. Trascendidos indicaron que sólo el equipo Chevrolet, fue el único del Super que mostró su contrariedad.

Barbijos I. Angel Guerra, director del equipo Renault del Super, en los boxes en Paraná (Foto STC 2000).

 

¿Qué postura adoptaron las categorías en Paraná, al no haber medidas preventivas?, ¿nadie alertó?. “La carrera se autoriza con cada provincia, y se aplica el protocolo que exigen las autoridades sanitarias del lugar. En este caso, la provincia de Entre Ríos, tiene su protocolo sanitario que no exige PCR, el mismo que se aplicó en Buenos Aires en ocasión de las carreras que corrimos ahí”, respondió a visionauto, Roberto Mayorana (jefe de prensa del Super y encargado de funciones  relevantes en STC 2000) .

“Cada jurisdicción tiene su protocolo –insistió Mayorana-, el mismo tema se dio en Córdoba, en las carreras que corrimos en el Cabalén y en Río Cuarto. Son protocolos sanitarios diferentes, y los establece la autoridad sanitaria del lugar. En lo que hace a la categoría (STC 2000), trabaja con el sistema de burbuja y aplica el protocolo que las autoridades locales dan para cada jurisdicción y se deben acatar como hacemos pues son las entendidas”.

————————————————————————–

UNA TREINTENA DE CONTAGIOS

Julián Santero, Agustín Canapino, Leonel Pernia, Facundo Ardusso, Matías Milla, Bruno Armellini, Moscardini, Cristian Dose, Ferrante, Quijada, Morillo, Ignacio Esquivel (los cuatro últimos del TC Mouras). También Esquivel padre (presidente de la CAF de la ACTC), «Jack», Federico Pérez, Juan Pablo Rosotti, Adrián Percaz, Gregorio Conta, Miguel Ciaurro, Rodolfo Bergallo, Diego Ciantini y su padre, el Bocha, J.J. Ebarlín, Marcelo Agrelo, entre otros de acuerdo a lo informado por Pablo Culela, periodista del programa Campeones. El listado aumentaría claro, en caso de contabilizarse eventuales contagios producidos del lado de técnicos y mecánicos e incluso, más categorías.

————————————————————————–

Hay que aguardar que en ocasión de las dos últimas fechas del Súper y las otras categorías, en febrero en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez porteño, sean efectuado los tan necesarios controles preventivos que fueron fijados en los protocolos, cuyos resultados no fueron difundidos debidamente. Un terreno que en cierta forma, ha tenido al comienzo pasajes difusos en carreras de TC y TN. En el TC, comenzaron al reiniciar la actividad en septiembre 2020  con testeos y una vez ingresados todos los actores al autódromo de San Nicolás, estuvieron impedidos de salir durante el fin de semana.

El procedimiento, la ACTC lo adecuó al transcurrir las fechas, al efectuarse exámenes PCR, hisopados, más exactos y exhaustivos a todos los ingresantes a un autódromo. Y ha continuado al inaugurarse al temporada aceteísta con el TC Mouras y TC Pista Mouras en el trazado platense. Al ingreso del predio, “el jueves previo se hicieron los controles de Covid a todo el mundo; sí, se hicieron hisopados”, comentó a visión un periodista acreditado para cubrir la fecha inaugural.

Barbijos II. En el TC Mouras en La Plata. Días después de la inauguración de la temporada en el Mouras, la ACTC emitió un comunicado de prensa donde hizo hincapié acerca de la continuidad de la aplicación de controles y restricciones como ha venido sucediendo. En el ambiente algunos hicieron una lectura con tinte político, en función de la disparidad de la aplicación de medidas preventivas de Covid, como no se ha dado en otras categorías.  (Foto ACTC).

 

“Para que te acreditasen y te dieran la “pulsera” habitual, antes había que someterse al hisopado y luego esperar que el resultado fuera negativo, caso contrario no te permitían el acceso”, detalló. ¿Y adentro, estuvo el número de personal autorizado por equipo?,  sabido que no estaban autorizados familiares, patrocinantes, promotoras, “en lo que yo pude ver, entiendo que sí”, aportó el mismo periodista. Y sí, han habido deslices. En una carrera post reinicio, Guille Ortelli dijo en una entrevista “vino conmigo Mateo (su hijo) porque quería hinchar por mí”, o en otra Manuel Urcera mencionó ante un medio periodístico “mi papá vino a acompañarme”, y hubo madres, novias y amigos presentes para hacer el «aguante». El más reciente, Julio Catalán Magni al hablar en el programa radial Campeones, sobre el debut de un pibe en su equipo de TC Mouras en el Autódromo Roberto Mouras, soltó “vinieron su familia, amigos, todos a alentarlo”, así como el padre del ascendente Alfonso Domenech, mostrado en un momento en la transmisión televisiva…

Por último y contradictorio, la disparidad de criterios aplicados se supone sobre protocolos comunes, por categorías como el TC, TN y por otro lado Super TC 2000 y Top Race, al considerar las acreditaciones a los medios de prensa (en la casi totalidad de los casos, ya otorgadas con validez anual en 2020). Las dos primeras estrictas a rajatabla en especial el TC pese a la necesidad y derecho a trabajar para informar, de representantes de la prensa especializada, aún es entendible en menores cantidades como por caso se resolvió en la Fórmula 1. El TN en modo similar si bien se pudo conocer que promedió una treintena los periodistas que cubrieron las carreras. En tanto las dos restantes, han permitido el ingreso más flexible en el número de periodistas sin la misma rigurosidad. Y de los deslices  que te mencionamos y más que se dieron, que decir: no fueron los  ejemplos esperados…  En la Argentina, cada uno con su librito…

 

 

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Que pena que no se tomen seriamente está situación, todos enloquecidos con que el fútbol arrancaba y el automovilismo no.
    Todos se rasgaban las vestiduras diciendo lo serio que es el ambiente, los protocolos que se iban a respetar, y la categoría sé cuál fuere que permite que vayan novias, esposas y amigos, lo peor que encima llevan a los pibes. Y todo normal, todo sigue.
    Dan vergüenza, gente grande comportándose como adolescentes organizando una fiesta en pandemia.
    Obvio que cuando la cámara se apaga, todos se protegen con el barbijo la parte más importante del cuerpo…..el mentón.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre