EL DEBATE LUEGO DE OTRA MUERTE DE UN BANDERILLERO.

Se reabrió y dio paso a opiniones para todos los gustos, la muerte de Patricio González en Concepción del Uruguay en la final de TC Mouras.

En Visión Auto Radio (Ecomedios, AM1220, todos los martes a las 23 horas), entrevistamos a Ricardo Caballero, el muy experimentado hombre con 40 años de trabajo en la CDA del Automóvil Club Argentino y a Norberto «Topo» Spinelli, a cargo del COB (cuerpo de oficiales banderilleros) que trabaja en numerosas categorías nacionales.

El hombre de la CDA expuso sus puntos de vista.

 

Acá los conceptos más salientes de Caballero.

«Los pilotos confían plenamente en los banderilleros, son sus ojos en las pistas, les anuncian lo que puede pasar más adelante. Realmente (el de los banderilleros) es un trabajo de riesgo y en la Argentina no tenemos las estructuras como en cualquier otra parte del mundo»

«La gente (vinculada al deporte motor) que nos visita de afuera, dicen «ustedes tienen circuitos montados en llanuras, con muchos espacio, tanto en banquinas como en tanto recorrido». No lo entienden, en cambio en otros lugares del mundo, tienen circuitos rodeados por guard rail o muros».

«Hay que evitar o bajar el riesgo de los banderilleros, por ejemplo, ponerlos detrás de muros o guardrail y trabajar con señales electrónicas».

«De la misma forma en que se actúa en seguridad pasiva para los pilotos, y se los obliga usar buzos, cascos, HANS, cinturones autorizados, de la misma forma hay que trabajar en las pistas y minimizar el riesgo en los puestos de control. Si los ponés (banderilleros) demasiado lejos, es como que no existen, por eso donde hay barreras o muros, hay que utilizar señales electrónicas, entonces si un auto se lleva puesto llevan puesto (las defensas) no pasa nada se reparan y se puede continuar».

Banderilleros. Minimizar sus riesgos, una prioridad.

«Minimizar el riesgo para la gente en pista y que esté atrás de defensas como camas de leca y mallas de contención hasta la cintura y para arriba también pensando en un posible desprendimiento de un neumático o de una pieza de un auto».

«En espacios muy amplios, no hay que utilizar personas, sino señalización luminosas, y como dije, donde hay muros o guardrail, como indican las normas FIA, ahí hay que poner banderilleros».

«De uno a diez en cuanto está la seguridad en los circuitos y la seguridad para los pilotos?, depende de la categoría y el autódromos, hablamos de Potrero de los Funes, Termas, El Villicum, La Pedrera, Toay, Concordia, son de última generación, se ha trabajado mucho en seguridad aunque aún hay cuentas pendientes;y por otro lado existen autódromos de vieja generación de los años 60 y 70, que se fueron aggiornando».

«Hace poco inspeccionó al Autódromo de Buenos Aires, Carlos Beltrand de la FIA, venía de Chile, y quedó muy conforme. Le dijimos que con reforrmas podemos llegar a que lo consideren Grado 4, a lo que el nos dijo «no, puede ser Grado 2 haciendo algunas cosas»; desde ya hay que lograr que haya gente que invierta».

«Charly Whiting (el fallecido ex director de seguridad de F-1 y ex director de Grandes Premios de Fórmula 1) siempre decía que la seguridad es «prueba y error, fijense la F-1 pasó de las banquinas de leca a las de asfalto y ahora vuelven para atrás, se vuelve y para probar se minimizan riesgos, de todas maneras no se puede decir que no hay más riesgo para para nadie».

Foto portada: gentileza Diario El Ancasti.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre