CORINNA SCHUMACHER escuchó esa frase de boca de los médicos que atienden a su marido, postrado tras un accidente de ski a fines de 2013.

La versión la hizo circular el Daily Mail de Londres, que está lejos de ser un tabloid sensacionalista. Según el diario, «la familia de Michael Schumacher está haciendo previsiones para un futuro de inmovilidad permanente».

Se cuenta que la intención de la señora de Schumacher es acondicionar su hogar en Suiza para poder trasladar a su marido, ex campeón mundial de Fórmula 1 en siete ocasiones, desde el hospital de Grenoble, en Francia, dónde está internado desde fines de diciembre pasado, en virtud de que los intentos por despertarlo han sido vanos hasta el momento. «Todo el dinero del mundo no puede arreglar lo que le sucedió» cita al periódico a un amigo de la familia.

Al menos, Madame Schumacher gastará unos 15 millones de dólares en remodelar una sala de su mansión en el Lago Ginebra para transformarla en una sala de terapia intensiva en la que pueda descansar el ex piloto, que en condición comatosa perdió mucho peso y estaría pesando apenas 50 kilos.

Aquí, el artículo original: http://www.dailymail.co.uk/news/article-2592156/Michael-Schumachers-wife-builds-10million-medical-suite-mansion-look-stricken-F1-Ace-leaves-hospital-told-unlikely-wake.html

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre